6 consejos legales para emprendedores

La consolidación de Internet ha permitido la aparición de miles de empresas. En este nuevo contexto, el aumento en el número de negocios online es innegable. Ahora bien, al comenzar un emprendimiento de estas características, es indispensable contar con asesoría legal. En el desarrollo de las actividades pueden surgir numerosos problemas, ya sea con un cliente, un proveedor o un ciber atacante que amenace la base de datos.

Es por ello que, en colaboracion con una plataforma de abogados online, hemos creado una lista con 6 consejos legales para emprendedores online (o no) imprescindibles.

Admitir que no puedes ser experto en todo

No importa a qué rubro pertenece tu negocio ni qué tanta experiencia tengas en tu sector: nadie dispone del tiempo y la experiencia que se requieren para encargarse por sí mismo de todas las operaciones de una empresa. Una faceta de suma importancia para llevar a cabo tus actividades comerciales es el aspecto legal del emprendimiento internet.

Es probable que tu empresa no cuente con un departamento legal y tú no tengas el tiempo o los conocimientos necesarios para consultar las leyes en la materia y aplicar las medidas pertinentes. Por lo tanto, lo más conveniente será contratar los servicios externos de un abogado.

Una firma especializada en comercio electrónico te dará toda la asesoría y el apoyo que necesitas en aspectos como los siguientes:

  • Redacción de la Política de Privacidad, los Términos y condiciones, y los contratos de los clientes.
  • Elaboración de la Política de Cookies y de los avisos públicos sobre las mismas.
  • Asesoría legal al redactar cláusulas y protocolos que estén de acuerdo con la Ley de Defensa de Consumidores y Usuarios de España.
  • Protección legal para tu sitio web y bases de datos.
  • Revisión de tus campañas publicitarias con el fin de descartar que transmitan un mensaje que pueda ser considerado propaganda engañosa.
  • Aplicación de medidas en caso de que seas víctima de piratería o competencia desleal.
  • Revisión del contenido de tu sitio para asegurarse de que cumple con la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico.

Conocer y cumplir con las leyes laborales

Un asesor legal te permitirá conocer las leyes laborales y, además, te ayudará a cumplirlas. Como explicamos en el apartado anterior, al operar tu propio negocio, te resultará difícil mantenerte al día con todo el aspecto legal, en especial, cuando las normativas cambian. Esto es especialmente cierto en el ámbito de los negocios en línea, en el que las leyes se modifican constantemente. Contar con el asesoramiento de un abogado es indispensable para mantenerse dentro de la ley.

El acuerdo laboral entre una empresa y sus empleados debe explicar claramente lo siguiente:

  • En qué consisten las responsabilidades del trabajador.
  • Cuánto tiempo durará la relación entre el empleado y la empresa (es decir, se debe especificar si se trata de un contrato permanente o temporal).
  • Qué medios y recursos le proporcionará la empresa al trabajador para que pueda cumplir con sus tareas.
  • Qué horario de trabajo o cantidad de horas debe trabajar un empleado a la semana.
  • Cuáles son los derechos y obligaciones del trabajador con respecto a la empresa.

Adicionalmente, tu empresa debería contar con un código de conducta. Se trata de un documento que define cuáles son las normas de comportamiento aceptables para los miembros de una organización. Se apoya en las leyes vigentes y en los principios éticos que la sociedad considera importantes.

Las pautas de este manual no solo abordan asuntos relacionados con la manera de trabajar de una empresa. También regulan la forma como se tratan los datos de los visitantes de tu sitio web, las personas interesadas en tus productos o servicios, los clientes y usuarios, y los propios trabajadores. Por lo tanto, un código de conducta redactado con la ayuda de un abogado, te permitirá garantizar la seguridad y privacidad de todas las personas que se relacionen con tu organización.

Con este mismo fin, tu asesor legal debe implicarse en el diseño de una política que establezca límites al uso de dispositivos personales para propósitos corporativos, y viceversa. Además, tendrá que verificar la redacción de un documento que regule el uso de los contenidos sujetos a propiedad intelectual y derechos de imagen y de marca de la empresa.

Respetar los derechos de los clientes

No solo tienes que cumplir con tus obligaciones con respecto a tus trabajadores. Como en el caso anterior, es importante que conozcas cuáles son los derechos de tus clientes y los hagas cumplir. Para asegurarte de poder respetar a los activos principales de tu emprendimiento, lo más conveniente es contar con el asesoramiento de un abogado. Si un cliente no recibe el trato adecuado o haces publicidad engañosa, podría haber consecuencias que te dejen en la quiebra. Como verás a continuación, algunas sanciones conllevan el pago de enormes sumas de dinero. Evita este trago amargo mediante asesorarte con un profesional legal.

Respetar los derechos de los clientes implica cumplir con las siguientes disposiciones legales:

Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD)

Establece las normas que todas las organizaciones deben cumplir para resguardar los datos personales que obtienen como resultado de los tratos comerciales con sus visitantes, usuarios y clientes. Su objetivo es impedir que esta información se haga pública o se comparta con terceros no autorizados. De acuerdo con la LOPD, las empresas están obligadas a informar a los usuarios qué clase de información almacenarán en su base y a inscribir los ficheros con los datos sensibles de los clientes ante la Agencia Española de Protección de Datos. El incumplimiento de esta ley conlleva sanciones de 600 a más de 600.000 euros.

Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSI )

Regula el comportamiento de todas las empresas que poseen una página web. El cumplimiento de esta legislación garantiza que la experiencia de los visitantes y usuarios de un portal de internet sea confiable, positiva y segura. Aplicar esta ley implica tomar las siguiente medidas:

  • Avisar a quienes acceden a tu página que sus datos podrían ser almacenados en fragmentos de texto denominados cookies, y ofrecerles la posibilidad de aceptar, limitar o denegar el envío de dichos datos.
  • Renunciar a los boletines de noticias sin haber obtenido el consentimiento previo del usuario, una mala práctica conocida como spam.
  • Redactar un aviso legal con los siguientes datos:
    • Nombre o denominación social de tu empresa.
    • Domicilio fiscal o la dirección de uno de tus establecimientos físicos.
    • Correo electrónico, teléfono o cualquier otro medio que te permita ponerte en contacto con tus clientes.
    • Datos de inscripción en el Registro Mercantil.
    • Si tu actividad requiere la supervisión de un órgano regulador, número de identificación de tu registro ante el mismo.
    • En caso de ejercer una profesión regulada, nombre de Colegio Profesional y número de colegiado, título académico e institución que lo expidió y pautas aplicables al ejercicio de la profesión.
    • Número de identificación fiscal.
    • Códigos de conducta de los miembros de la organización.

Política de envíos y devoluciones

Si tienes una tienda virtual, tu sitio debe contener una sección que especifique cuáles son los medios logísticos disponibles, a qué áreas del territorio español o países realizas los envíos y en qué lapso de tiempo llegará el producto hasta el domicilio del cliente. También es importante establecer las condiciones necesarias para proceder a la devolución de un producto o hacer válido un desistimiento de compra.

Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios

Protege a los consumidores de riesgos contra la salud y la seguridad; resguarda sus intereses sociales y económicos; establece cuáles son las indemnizaciones y reparaciones adecuadas en caso de daños y perjuicios, y promueve la divulgación sobre el uso adecuado de un bien o servicio.

Ley General de Publicidad

Indica cuáles son las prácticas que se deben evitar para que un anuncio publicitario no vulnere los derechos de los usuarios ni transmita ideas engañosas. De acuerdo con esta ley, se considera publicidad ilícita aquella que:

  • Atenta contra la ética, la dignidad humana y las libertades promovidas por la Constitución.
  • Se aprovecha deliberadamente de la falta de experiencia e ingenuidad de los menores para convencerlos de comprar un producto o servicio.
  • Contiene mensajes subliminales, es decir, aquellos que llegan hasta el subconsciente para generar una respuesta emocional que incite a los espectadores a realizar una compra.
  • Pasa por alto la normativa con respecto a la promoción de ciertos bienes, productos, servicios y actividades.
  • Es agresiva, desleal y engañosa.

El castigo por incumplir con la Ley General de Publicidad corresponde a penas de 6 a 12 meses de prisión o multas de 12 a 24 meses.

Pedir un diagnóstico jurídico

Aun cuando ya hayas emprendido tu nuevo negocio, es una buena idea pedir un diagnóstico jurídico. La asesoría de un abogado te ayudará a determinar si todos tus papeles están en regla o te hace falta presentar más documentación. Además, te da la posibilidad de saber si los contratos que ha firmado tu compañía son legítimos.

Un abogado determinará si tu empresa posee la documentación y cumple con los requisitos administrativos necesarios para la constitución de una empresa. Estos incluyen:

  • La redacción de la escritura pública.
  • La inscripción de la compañía en el Registro Mercantil.
  • La solicitud del número de identificación fiscal (CIF), que identifica a una empresa o persona jurídica.
  • La declaración de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE).
  • La protección de derechos de autor, marcas y patentes.

Un diagnóstico efectuado por un abogado especializado en las ramificaciones del Derecho relacionadas con el ámbito empresarial te permitirá identificar cuáles son los riesgos jurídicos a los que te expones. Los resultados de este análisis te permitirán determinar qué medidas debes tomar para que tu negocio cumpla con la legislación vigente y se apegue a las mejores prácticas. Un experto también te indicará qué pasos debes seguir para cumplir con las disposiciones legales.

Tener acuerdos por escrito

Para prosperar, tu negocio debe mantener relaciones comerciales sólidas y confiables. Sin importar de quién se trate, es imprescindible que estos acuerdos estén por escrito. Además de ayudar a todos los involucrados a conocer su papel en el proyecto, este tipo de acuerdos es útil para resolver las discrepancias. En lo posible, consulta con un abogado antes de firmar los acuerdos.

Todo acuerdo laboral entre una empresa y sus empleados se debe formalizar por escrito, independientemente de si el trabajo se realiza de forma presencial o a distancia. Lo mismo aplica a los contratos celebrados con socios, inversionistas, proveedores y clientes.

Separar la sociedad de los amigos

Incluso si estás emprendiendo con conocidos, es importante que separes la sociedad de los amigos. En lo relacionado con tu emprendimiento, todas las operaciones deben ser profesionales. Es indispensable que el papel de cada uno esté claro y los negocios transcurran con la mayor profesionalidad posible.

Es una práctica común asociarse con amigos o familiares para emprender un negocio. Hacer esto tiene sus ventajas. Podrás echar a andar la empresa con alguien que realmente conoces y en quien confías, que comparte tu misma visión, y con quien puedes comunicarte de manera directa y significativa.

Ahora bien, es importante asegurarse de que los límites entre el ámbito personal y laboral estén claros. De otra manera, existe el riesgo de que el buen funcionamiento de la empresa se vea afectado. Un contrato escrito y firmado contribuirá a evitar posibles desavenencias entre socios. Debe contener los siguientes elementos:

  • Obligaciones y responsabilidades de cada persona que integra la sociedad.
  • Implicación de cada socio en los gastos y porcentaje de participación de la compañía.
  • Condiciones necesarias en caso de que alguien desee abandonar la sociedad o vender su participación en la empresa.

Cada vez es más frecuente comenzar nuevos negocios por Internet. Sin embargo, para asegurarse de poder cumplir con todo lo exigido por ley y mantener a flote el emprendimiento, es imprescindible contar con asesoramiento legal y seguir estos 6 consejos legales para emprendedores.

VER CONDICIONES
¿Qué vas a encontrar aquí?
Primary Item (H2)

Te puede interesar

0 0 votos
Article Rating
Suscríbete
Notifica
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Sobre qué podrás aprender en Economía TIC

Tu magazine de Economía Digital y negocios online
Nuestra misión consiste en ayudar a nuestros lectores a mejorar su calidad de vida a través del uso adecuado de las tecnologías en su vida diaria y sus proyectos emprendedores.
0
Me encantaría tu opinión, por favor deja un comentariox
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram