Saltar al contenido
EconomíaTIC

Cómo hacer una transferencia bancaria internacional paso a paso

En la actualidad existen numerosas opciones para intercambiar y enviar dinero, y en el caso de realizar una transferencia bancaria internacional las posibilidades son igual de numerosas. Teniendo como un importante factor de influencia el desarrollo de las nuevas tecnologías, que de alguna u otra forma ha contribuido a la mejora del sistema de pagos internacional.

Sin embargo, que existan medios tecnológicos y avances en la materia, no quiere decir que el proceso deje de ser un poco complicado. Esto más que todo si no se conocen los términos y conceptos generales relacionados con el tema.

Siendo así entonces los pagos internacionales enormes pozos de preguntas, como por ejemplo: ¿Cuánta comisión cobran? ¿Cuánto tarda en llegar este? ¿Es seguro? ¿Es económico? Todo esto y mucho más lo podrás determinar por ti mismo a continuación en éste artículo:

¿Qué es una transferencia bancaria internacional?

Una transferencia bancaria internacional es una transacción que se realiza de un país a otro diferente del de origen. Al hablar de transferencias internacionales de dinero lo hacemos de un tipo diferente al de las transacciones comunes y corrientes dentro del país. Por lo que necesitas tener ciertos entandares y conceptos claros, así como ciertos datos.

Por ejemplo, para realizar una transferencia de fondos internacional necesitarás del código IBAN y del código SWIFT, también llamado código BIC (hablaremos de estos más a fondo en los siguientes artículos).

Al hablarse de SWIFT se está refiriendo a la Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication; cuando lo hacemos sobre código BIC a Bank Identifier Code; y cuando se trata del código IBAN se lo está haciendo del International Bank Account Number.

Pero en resumen ambos códigos son necesarios para identificar la institución financiera, agencia, localidad y por supuesto, país al que pertenece la cuenta desde donde se enviará el dinero.

También para una transferencia bancaria internacional es necesario conocer a qu¡e país pertenece la cuenta bancaria del beneficiario, para saber si el banco escogido para realizar la transferencia internacional de dinero permite enviar dinero a este destino. Por igual, otro limitante podría corresponder al del monto límite impuesto por cada entidad bancaria según su normativa.

De hecho, es algo común que los bancos limiten la cantidad de dinero que puede enviarse, ya sea en una sola transferencia o en la acumulación de varias transferencias diarias. Así que es recomendable siempre consultar acerca de estos límites con la entidad bancaria correspondiente.

Tipos de transferencias

Podrás hacer dos tipos de transferencias principales cuando se trate de transferencias internacionales, las cuales corresponden a las siglas SWIFT y SEPA.  Ambas corresponden a formas distintas de realizar esta acción y tienen sus propias características especiales.

  • Transferencia SWIFT: Las transferencias realizadas por medio de la Society for World Interbank Financial Telecommunication usan como medio de transferencia el sistema interbancario SWIFT. Este es conocido por ser el más antiguo y extendido tipo de transferencia bancaria internacional. Además cuenta con miles de bancos adheridos lo cual comprueba el gran uso que se le da en el presente.
  • Transferencia SEPA: La SEPA o Zona Única de Pagos en Euros se originó en 2008 como una iniciativa por parte de la Unión Europea (UE) para hacer más fáciles lo que son los movimientos de dinero entre los países miembros. Esto resulta en que prácticamente estas transferencias tienen las mismas condiciones que si se realizasen dentro del país. Siempre y cuando el importe sea inferior a 50.000 euros. Pero su principal problema es que s¡olo sirve entre países que formen parte de la UE.

En general, las condiciones de las transferencias SEPA son más ¡optimas que las de las transferencias SWIFT. Algunas de sus ventajas son la rapidez y también las menores comisiones, pero como ya se mencionó, se limitan al ámbito europeo, razón por la cual tienen un importante limitante.

¿Cuánto cuesta una transferencia internacional?

Como podrás imaginar, uno de los detalles principales al momento de seleccionar un método de transferencia internacional es el costo de esta operación en total. ¿Cuánto cuesta? ¿Cuáles son sus comisiones derivadas? Todo esto importa pero existe un pequeño detalle, y es que no es tan sencillo determinar cuál será el precio real del envío de dinero porque los costos ocultos están en muchas partes acechando.

Incluso no se debe por completo confiar en aquellos anuncios que prometan un “sin comisiones o una transferencia gratuita”, porque siempre tendrá un costo para el usuario. Tomando en cuenta esto, las tarifas para la transacción de dinero, pueden ser muy variables, incluyendo desde porcentajes de comisión sobre la cantidad que se desea enviar, hasta transferencias que sean gratuitas en casos de contados bancos con transferencias de tipo SEPA.

No obstante, en este caso existen otro tipo de comisiones que están relacionadas con el tipo de cambio y que se producen como resultado al realizar transferencias entre diversas divisas. Como sabrás las monedas no tienen el mismo valor y para convertir una cantidad de distintas monedas, será necesario asistir al tipo de cambio.

Este tipo de cambio se expresará en dos monedas distintas como por ejemplo: Euro / Libra; o Euro / Dólar; o también puede darse el caso de Euro / Yen. Representando el valor de la primera con respecto a la segunda. Hay que destacar que el tipo de cambio es marcado por el mercado, y es el llamado de tipo cambio real, que puedes encontrar en conversores de internet, como por ejemplo, el disponible en Google.

Aunque esto no significa que este sea el tipo de cambio que el banco vaya a aplicar, porque no es de extrañar que los bancos varíen la tasa de cambio oficial a su favor, aplicando la que más le conviene a ellos. A todo esto es posible sumárle además los gastos en los que el destinatario puede incurrir a causa de las transferencias SWIFT que sean recibidas en el extranjero.

Hay oportunidades en las que es gratuito o las entidades se encargan de suponer un porcentaje de la cantidad recibida o un mínimo de entre 15 y 25 euros sin tomar en cuenta el importe transferido.  Una situación que sin lugar a dudas está en la capacidad de encarecer los pagos, en especial si no son cantidades grandes de dinero o son transferencias regulares.

Asimismo existe la alternativa de emplear métodos de transferencia alternativos a los ofrecidos por los bancos tradicionales, como es el caso de la plataforma TransferWise. En esta se aplica el tipo de cambio medio del mercado y una comisión única avisada de antemano, por lo que no habrán sorpresas con respecto a sus tarifas.

¿Cuánto tiempo tarda en llegar una transferencia bancaria internacional?

¿Cuál es el tiempo que tardará en llegar la transferencia internacional que hice? La verdad es que los plazos de entrega de una transferencia de estas características no tienen una fórmula matemática determinada. Su duración variará de acuerdo al método en el que sea enviado el dinero. Otros factores que influyen son la ruta monetaria así como la cantidad que se está enviando o los medios de pago (tarjeta de crédito).

Entonces todo depende de estos factores, las opciones más rápidas, con todas las garantías,  pueden llegar a tardar apenas unas 24 horas.

¿Cómo se hace una transferencia bancaria internacional? Pasos a seguir

Para realizar una transferencia bancaria internacional es necesario seguir los pasos explicados a continuación:

  1. Obtener datos: Lo primero que debe hacerse para realizar una transferencia de este tipo es obtener el nombre del destinatario y el país de la cuenta bancaria donde se recibirá el dinero. Para esto es necesario obtener un identificador que sea más específico como lo es el código BIC o el código SWIFT, que es el identificador de las instituciones financieras y bancos. El mismo tiene por lo general 11 caracteres aunque puede que tenga en algunas ocasiones solo 8 de esos caracteres. También es necesario tener el código BIC/SWIFT que identifica al banco, y si bien en países como Estados Unidos o Nueva Zelanda no se usa, el código IBAN se encuentra muy extendido en los países europeos y en otros muchos. Como dato curioso, en España anteriormente se usaba el Código Cuenta Cliente, pero esto fue hasta el 2014, fecha en la que es sustituido por el IBAN como parte de la integración en la Zona Única de Pagos en Euros.
  2. Acudir a la entidad bancaria seleccionada: Una vez se tengan todos los datos requeridos, lo siguiente es realizar la transferencia, lo cual inicia al dirigirse a la entidad bancaria desde la que harás el traspaso de fondos. Allí se le puede solicitar al personal que elabore la transferencia internacional. Aunque también hay bancos, en su mayoría, que disponen de la opción para que hagas la transferencia por medio de su línea telefónica, sus cajeros o por medio de internet, a través de banca online.
  3. Dar los datos necesarios o ingresarlos: Ya sea se haya recurrido a una entidad bancaria para nuestro propósito o se optara por usar algunos de los medios alternativos para hacer dicha transferencia desde la comodidad de tu casa, necesitarás brindar lo siguientes datos. Siendo en resumen los datos necesarios para realizar esta operación los de:
    • El país de destino
    • El nombre del beneficiario
    • El concepto (este punto es opcional si no supera determinados límites)
    • La cantidad a transferir
    • El código SWIFT o BIC
    • El código IBAN (u otro código identificador, algo que depende de cada país de destino)
  4. En caso de devolución del dinero: Si el dinero es devuelto a la cuenta, esto implica que algo ha salido mal al ingresar los datos. Por esto es tan necesario verificar que los datos sean correctos. En el caso de que la transferencia sea devuelta, seguramente deberá pagarse una comisión por este concepto.
  5. Analizar si fue la opción correcta: Hay mucho que analizar en una transferencia de este tipo, por lo que lo mejor es evaluar de forma correcta a la misma. De esta forma se podrá decidir con datos si se volverá a emplear el método o la entidad bancaria. Para ello se debe basar en factores como las comisiones cobradas, el tiempo tardado en hacerse efectiva la cantidad y por supuesto, la facilidad o sencillez del proceso de transacción.


Artículo ecrito por: Hector

Hector
Canario residente en Berlín desde 2013. Licenciado en Económicas y experto en SEO y Marketing de Contenidos. Nómada digital a tiempo parcial :-D Como co-fundador de Economía TIC, mi misión es que mantengas la mente despierta y la curiosidad por aprender ¡Espero que disfrutes!