La formación continua y el desarrollo personal son imprescindibles en la era de la Economía digital. En especial, si eres manager en una empresa o lideras un proyecto emprendedor, es vital ser más eficiente en tu trabajo. De esa forma, podrás crear proyectos con menor estrés y gestionar mejor tu tiempo.

Y uno de los recursos que están a tu alcance para trabajar de manera más eficiente es el poder leer más rápido. Y entenderlo, claro.

Piénsalo bien:

Si trabajas 8 horas al día y utilizas el 20% de ese tiempo en leer (emails, presentaciones, artículos, proyectos,…), eso quiere decir que empleas 96 minutos para leer diarios en tu empresa.

Por tanto, si lees a una velocidad de 250 palabras por minuto (la media de la población), serás capaz de leer 24.000 palabras al día en tu jornada laboral.

Pero ¿Y si pudieras leer a una velocidad de 400 palabras por minuto?

El resultado sería de 38.400 palabras al día. Una diferencia de 14.400 palabras diarias. O dicho de otra forma, podrías ahorrar el 37,5% del tiempo que empleas en leer en la oficina, porque eres capaz de leer más rápido

Ahora imagina ¿Qué podrías hacer con ese tiempo tan preciado?

chica leyendo libro

Si una de tus aspiraciones es seguir creciendo como persona y profesional, en este post encontrarás consejos para aprender a leer más rápido y absorber mayor cantidad de información en menor tiempo. De esa forma, podrás sacar mucho más a tu tiempo y ser más productivo. ¡Lo que hagas con el tiempo libre ya es cosa tuya!

Dicho esto, los consejos que encontrarás aquí están basados en mi experiencia, investigación y un curso que me ayudó a hacerlo posible.

¿Por qué es importante aprender a leer rápido?

Leer más rápido sin perder la capacidad de comprensión es algo que nos puede cambiar la vida de muchas maneras.

Para quien busca reciclarse, ampliar sus conocimientos y ser más eficiente en el trabajo, tiene un sentido práctico o incluso aspiracional. Ya que puede acceder más fácilmente a toda clase de contenidos, leer mucha información y procesarla.

El auge de la economía del conocimiento ha hecho ver a las empresas que para seguir siendo competitivas en un mundo globalizado, hay que enfocarse en la formación continua y el desarrollo de habilidades blandas.

Es por ello, que cada vez más, debemos actualizarnos y aprender continuamente para no quedarnos atrás en relación a nuestra competencia y poder adaptarnos mejor en una época de incertidumbre tan grande como la que vivimos.

Por otro lado, las cargas familiares han aumentado. El modelo familiar estaba más orientado a tener a la mujer en casa mientras el hombre trabajaba. Por suerte esto ya no es así en muchas familias, pero eso implica que tanto el hombre como la mujer deben desdoblarse en sus tareas para poder poder trabajar y tener una vida familiar de calidad.

Todo esto me lleva a una conclusión: Nos falta tiempo (o no lo aprovechamos de la mejor forma posible).

Por tanto, el desarrollo de habilidades como la lectura rápida te permitirá ser mucho más competitivo tanto en tu trabajo como en tu propio negocio.

Por otro lado, la lectura es un hábito que se desarrolla durante la infancia (educación primaria), madura a los 10-11 años y luego las personas dejan de perfeccionarla. Aunque en la edad adulta comprendes mejor y más cosas, ya que tu cerebro se ha expandido a través del aprendizaje y la experiencia, eso no significa que tengas una mayor agilidad para consumir información.

En términos prácticos, puedes entender conceptos más complejos. Pero tu habilidad para consumir esa información todavía no ha sido desarrollada en su máximo potencial.

¿Cuál es el objetivo de las técnicas de lectura rápida?

Hay muchos especialistas que nos enseñan qué hace falta para aprender a leer más rápido. Por ejemplo, Juan Guerrero enfatiza que un lector ágil no tiene necesidad de vocalizar; capta 3, 4 ó más palabras de un solo vistazo e infiere el significado usando el contexto. Esto hace posible leer más rápido sin perder la capacidad de comprensión.

Con la lectura rápida se pretende que tengas una comprensión general del texto y no te quedes atascado en palabras “sueltas”. Para ello, necesitarás mejorar tus hábitos de lectura. La idea de las técnicas para leer mucha información es que vayas asimilando una a una hasta lograr los resultados deseados.

Para muchos managers que trabajan en entornos Vuca, la lectura rápida es una herramienta que les permite ser más eficientes y ejercer mejor su liderazgo en la empresa.

Puede que lo hayas escuchado antes, pero leer es un hábito asociado con personalidades, emprendedores y líderes exitosos. Uno de los casos más conocidos es el de Mark Zuckerberg, quien tiene tiempo para terminar un libro cada semana. Lo mismo sucedía con la reconocida escritora Agatha Christie, quien enriquecía su vida con 200 textos al año.

Otro caso ejemplar es el de la bibliotecaria Harriet Klausner. Entre sus hazañas como súper lectora, destacan sus 31.014 reseñas en Amazon y su capacidad de leer 6 libros diarios. Aunque muchos cuestionaron estos hechos, ella comentaba que, si una obra no le parecía interesante llegada la página 50, simplemente la dejaba.

¿Cómo leer más rápido? Técnicas a que te recomiendo aprender

  • Deshazte de la subvocalización. Este “vicio” consiste en repetir mentalmente lo que lees. Aunque se trata de un reflejo, es algo que te impide leer más rápido y entenderlo todo. Debido a que es algo muy arraigado, dejarlo atrás requiere mucha práctica y persistencia. Puede que al principio tu compresión lectora sea nula, pero si logras deshacerte de la subverbalización, tu capacidad lectora mejorará mucho más.
  • Recurre a una guía. Así como de pequeños utilizábamos el dedo para leer palabras en un texto, esta técnica es algo parecido. Aunque siempre nos dijeron que no debe hacerse (por razones desconocidas), hay que cambiar el chip. Intenta usar un bolígrafo, un marcador o cualquier objeto para señalar las palabras durante la lectura. Esto te ayuda a fijar la vista y aumentar tu precisión ocular.
  • Evita releer. Esta conducta al consumir información puede ser producto de 2 cosas: porque no te importa demasiado lo que estás leyendo o porque no tienes toda tu atención en el texto. Como veremos más adelante, la lectura debe tener un propósito claro. Si tienes la motivación, te concentras y evitas releer, podrás leer más rápido sin perder la capacidad de comprensión.
  • Aprende a enfocar grupos de palabras. La idea de esta técnica de lectura rápida es que desaprendas a leer palabra por palabra. Puede que luzca antinatural, pero está relacionada con la capacidad visual. También requiere práctica y su objetivo es lograr entender grupos de palabras (2, 3 o más) de un solo vistazo.

Un ejemplo sería: La velocidad media ● que se cita habitualmente ● es de 300 palabras por minuto.

Usa los puntos como referencia para hacer pequeñas fotos mentales aprovechando tu vista periférica.

  • Ajusta tu ritmo. A la hora de aprender a leer rápido, necesitas instrumentos para cronometrar o marcar el ritmo cada vez que fijas la vista. Para ello hay diversas apps gratuitas y fáciles de usar. Lo importante es aumentar la velocidad progresivamente sin perder la compresión lectora. Mediante una cadencia constante, te recomendamos leer más rápido mientras entiendas al menos el 70% del contenido. Algunas de estas apps son: Jetzt, Spritz, Readline, Bee Line Reader, Speed Reading Trainer…
  • Comienza a visualizar. Uno de los secretos de la lectura rápida tiene que ver con la visualización. Esto se entiende como la capacidad de leer rápido enfocándote más en el significado de las frases o grupos de palabras. En la medida que vas desarrollando esta habilidad, es mucho más sencillo avanzar a través del texto, al tiempo que aumentas tu memorización de la información.

RECOMENDADO: Este es le curso online que me ayudó a mejorar mi velocidad de lectura. Antes del curso, ofrecen una clase gratuita con la que podrás aprender 3 claves para que puedas leer y comprender hasta cinco veces más rápido. Pruébalo y me dices. Seguro que después quieres más. ¡A mi me pasó!

Clase online gratuita para leer más rápido

Consejos para leer más rápido

Mi consejo fundamental es que crees un hábito de ello. Parece tarea fácil, pero solo lo es.. cuando has adquirido el hábito 😀

Este artículo que escribí hace un tiempo Cómo crear buenos hábitos que duren (y deshacerte de los malos) puede que te sirva de gran ayuda. No solo para leer más rápido, sino para crear rutinas más productivas en tu vida en general.

El caso Tony Buznam también vale la pena revisarlo. El que es considerado como creador de los mapas mentales y autor de numerosos libros relacionados con la mejora de la creatividad, la inteligencia,… pasó de leer 213 palabras por minuto a 1000. Se dedicó a analizar el funcionamiento del ojo, la focalización ocular y el agrupamiento de palabras. Este desarrollo personal le llevó a convertirse en consultor de memoria y lectura rápida.

Entre sus sugerencias, destaca:

  • Leer sobre el cerebro y sus mecanismos
  • Hacer ejercicio para oxigenar más la mente
  • Aprender a controlar la visión para leer más rápido
  • Intentar memorizar libros o capítulos de textos completos
  • Formar un grupo de estudio y lectura rápida con amigos o familiares

Otro ejemplo notable es el del profesor de Literatura Moderna y crítico John Sutherland. Este académico de la UCL comenta que en 2015 leyó unos 150 libros, lo que representa 2,4 días por obra. Su secreto: usa la tablet porque le permite pasar las páginas con mayor velocidad y le facilita la lectura rápida.

Un último consejo nos lo aporta la coach literaria y periodista Glynis Kozma. Ella comenta lo siguiente:

En vez de pensar en leer 1 o 2 h, hazlo por sesiones de 15-30 minutos o el tiempo que tengas disponible.

Señala que mucha gente se siente culpable por no poder leer o por no sacar tiempo de sus horarios, algo que en realidad es solo un espejismo.

¿Cómo pasé de leer 250 palabras por minuto a 400?

Entre las diversas opciones que existen para aprender a leer más rápido y entenderlo todo, hoy vamos a hablar del curso de lectura ágil. Es un método dirigido por el especialista Fernando Fernández y que ha sido probado por más de 12 mil personas (entre las que me incluyo). Impulsado por la noción de que el conocimiento es poder, sus fundamentos científicos facilitan adquirir la habilidad de leer rápido en un corto espacio de tiempo.

Este curso me ayudó a:

  • Entender donde tengo espacio de mejora. Si estás estudiando y trabajando y no obtienes los resultados esperados, este método te ayudará a saber cuáles son tus fortalezas y tus debilidades. De esa forma podrás potenciar las técnicas donde tengas mayor potencial de mejora para aumentar tu comprensión lectora.
  • Aprender paso a paso. Simplemente siguiendo las instrucciones y haciendo los ejercicios. Si estás pensando: “¿Cómo puedo aprender a leer más rápido? Las técnicas de Fernando Fernández son las respuestas que estás buscando. Mediante mucha investigación, práctica y principios científicos reconocidos, este especialista en lectura rápida y su equipo te ayudarán a eliminar tus “vicios”, a mejorar tu enfoque y a consumir información de forma óptima.
  • Leer más rápido y entenderlo todo. ¿Necesitas leer mucha información?, ¿Eres manager y quieres ser más eficiente en tu trabajo? Con este curso online podrás adaptar tus habilidades a esta era del conocimiento. En este nuevo siglo, esta capacitación te permitirá ampliar tus conocimientos más rápido, entender textos más complejos y hacer MUCHO más con tu tiempo.
  • Disfrutar (más) de la lectura: Admito que aunque soy una persona extremadamente curiosa, leer no era una de mis virtudes principales. Este curso me ayudó a construir un hábito y poder llevarlo a cabo de manera sencilla. En vez de tardar un mes para leer un libro, ahora puedo leerlo en una semana. Antes, me daba pereza seguir leyéndolo porque ya había olvidado parte de lo que había leído. Ahora, retengo mejor la historia y tengo una visión general mucho mejor del libro. Disfruto más haciéndolo y conecto mucho mejor los aprendizajes e historias del libro.

¿Te interesa? Empieza con el webinar gratuito que hacen cada domingo. Así podrás decidir si este curso realmente es para ti.

Clase online gratuita para leer más rápido

Beneficios del curso lectura ágil

Entre los muchos beneficios que te da este curso para aprender a leer más rápido, podemos destacar tres:

  • Ahorras tiempo. Cuando multiplicas tu comprensión lectora, usas menos tiempo para hacer tareas relacionadas con la lectura. Esto significa que puedes terminar cualquier trabajo pendiente en la mitad del tiempo, dejándote más horas para hacer otras cosas.
  • Amplias tus conocimientos. Si la falta de tiempo evitaba que pudieras reciclarte o aprender más cosas, ya no será así. La lectura rápida te da las técnicas para leer mucha información, asimilarlo todo como quieres e incorporar más cultura a tu desarrollo personal.
  • Rindes más. Ya sea cómo líder o estudiante, leer más rápido sin perder la capacidad de comprensión es una ventaja incalculable. Al eliminar los errores que te hacen leer con lentitud, no tienes que esforzarte tanto para consumir información y rendir como quieres.

En definitiva, puedes aprender a leer más rápido profundizando la práctica de las técnicas que te he mencionado, siguiendo los consejos de los expertos y súper lectores o dándote de alta en curso reconocido como el de lectura ágil, que cuenta con un método validado con más de 12.000 estudiantes.

La lectura rápida está al alcance de todos y con las herramientas adecuadas, podrás consumir mucha información en menos tiempo. Podrás hacer lo inimaginable.

Curso gratuito para aprender e leer más rápido

Este curso 100% gratuito te dará las 3 claves para que puedas leer y comprender hasta cinco veces más rápido. Está basado en una metodología científicamente probada. ¡Aprovecha esta clase que dan cada domingo de forma gratuita y empieza a mejorar tus habilidades de lectura!

Clase online gratuita para leer más rápido

CLASE ONLINE SOBRE TRUCOS FISCALES 100% GRATUITA

¿Qué vas a encontrar aquí?

Descarga gratis estas 4 plantillas que te ayudarán a empezar o mejorar tu negocio online (DE FORMA EXPONENCIAL):

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin