Saltar al contenido
EconomíaTIC

¿Qué es la productividad?

Se define como la relación entre la actividad productiva y los medios que son necesarios para conseguirlo. Siendo estos medios del tipo tecnológicos, humanos o de infraestructuras. También puede ser entendida como la producción  obtenida por un sistema productivo usando determinados recursos para este fin.

La productividad debería ser percibida sobre todo como un indicador de eficiencia que sirve para relacionar la cantidad de recursos empleados con la cantidad de producción obtenida.

datos

También hay que tomar en cuenta que la productividad posee una relación directa con la mejora continua de los sistemas de gestión de la calidad. Es gracias a estos sistemas que es posible prevenir los defectos de calidad de un producto y además mejorar los estándares de calidad de una empresa en general. Todo ello sin la necesidad de llegar al usuario al final.

Hay mucho qué explorar sobre este concepto en realidad, puesto que existen diversos tipos y factores que influyen sobre esta. Por eso, a continuación, conocerás más a fondo el significado de este concepto.

Factores de impacto en la productividad

Existen una serie de factores de influencia o impacto que deben ser conocidos para entender el concepto completo. Estos son:

  • Factores externos: hace referencia a todos aquellos aspectos que no dependen de la empresa, es decir, que están fuera de su control. Entre estos factores destacan las legislaciones gubernamentales o las diferentes normativas, la competencia o la demanda potencial.
  • Factores internos: son todos aquellos factores que sí dependen de la empresa. Comprende aspectos en los que la compañía tiene influencia como los procesos de fabricación, la calidad del producto o servicio, los circuitos de producción y su organización, cuestiones administrativas, gestión de recursos humanos, entre otros.
  • La gestión del talento: además de los factores externos e internos, la misma se ve afectada o beneficiada directamente por los trabajadores. El activo más importante de compañía es su capital humano, ya que si este no está satisfecho ni motivado se evidencia un impacto directo en la productividad de la organización.

Tipos de productividad

Cuando se habla de la gestión de la productividad se suele pensar solo en procesos. Pero este es un error, dado que este concepto va más allá de este aspecto. En realidad, la productividad de procesos es solo uno de los tantos tipos que existen. Estos son algunos de los más importantes.

A nivel económico, podemos destacar:

  • Productividad laboral: Se refiere al aumento o disminución del rendimiento de una producción basado en el tiempo invertido por trabajador para obtener un producto final.
  • Productividad parcial: Cociente entre el nivel de producción alcanzado y los factores consumidos para conseguirlo en un periodo de tiempo.
  • Productividad marginal: También se le conoce como Producto Marginal en la Teoría Microeconómica. Se trata de la cantidad adicional producida al añadir al añadir una unidad adicional de un factor productivo, dejando constante el resto de los factores.
  • Productividad total de los factores (PTF): Es una medida de cálculo a nivel macroeconómico que mide el efecto de las economías de escala en la economía a nivel agregado. Dicho de otra forma, cómo crece la producción total al aumentar cada factor productivo en una unidad. Se mide calculando la diferencia entre la tasa de crecimiento de la producción de una economía y el incremento ponderado del trabajo, capital y el resto de los factores productivos. Puedes encontrar información más detallada en Wikipedia.

A nivel empresarial, podemos destacar:

  • Productividad de procesos: implica dar el uso correcto a los diferentes recursos que se tienen en la organización como los tecnológicos, físicos, las herramientas de gestión y el talento humano. Al gestionar de forma conjunta estos aspectos la empresa puede alcanzar altos niveles de calidad en su producción, conseguir un excelente servicio al cliente y agregar valor a la organización.
  • Productividad del marketing: este es uno de los sectores más importantes para la empresa moderna. Vivimos en una economía globalizada en la que es esencial generar buenas estrategias comerciales que permitan a las empresas llegar a nuevos mercados. De esta manera pueden aumentar su base de clientes para luego fidelizarlos. Recuerda que los clientes son la base de todo negocio.
  • Productividad en la innovación: con la amplia competencia que existe hoy día, es necesario apostar por la innovación. Esta debe ser percibida en las empresas como algo nuevo y rentable y debe basarse en acciones como monitorización del entorno, el benchmarking (comparación entre empresas), conocimiento de la evolución de las tendencias y estar al tanto de las nuevas tecnologías.
  • Productividad del conocimiento: para seguir siendo competitiva, el talento humano de una empresa debe contar con conocimientos precisos y sobre todo actualizados del área donde se desenvuelva. Esto implica conocimiento sobre temas relacionados con herramientas, tecnologías, procesos de organización, entre otros.

Te interesará leer: La economía del conocimiento y su importancia en la competitividad de un país

Importancia de la productividad

La productividad es la relación entre la cantidad de bienes y servicios producidos y la cantidad de recursos utilizados. Tomando en cuenta esto ¿dónde reside su importancia realmente?

El objetivo de mejorar los estándares de eficiencia es el de ahorrar recursos durante el proceso productivo, para que puedan ser reasignados a otras tareas o, simplemente se conviertan en un beneficio para la empresa. El único camino que un negocio puede seguir para crecer y expandirse de forma sostenible, incrementar su rentabilidad y competitividad, es aumentando su productividad.

Es por ello, que la clave para alcanzar esta meta estará siempre enfocada en los instrumentos necesarios para lograr esto, los cuales son la mejora de los métodos (ver la metodología Lean Startup), la eliminación de actividades superfluas, un sistema adecuado de retribuciones, mejora en la comunicación entre departamentos.

¿Qué es la productividad en la empresa?

Mejorar la productividad empresarial es una labor de una importancia destacada y que debe ser llevada a cabo a diario. Pero ¿qué es la productividad empresarial? Si se tiene que la productividad es la relación entre una actividad productiva y aquellos medios necesarios para esta producción, este término aplicado a la empresa corresponde al resultado de las acciones que son realizadas para alcanzar objetivos en una empresa.

Pero estos objetivos deben ser alcanzados en un buen ambiente laboral, así como teniendo en cuenta la relación entre los recursos que invierten para el alcance de los objetivos y el resultado de estos. No hay que olvidar que el aumento de la productividad es la solución empresarial con más relevancia para la obtención del crecimiento y las ganancias.

La clave para mejorarla, está en la aplicación de una buena gestión empresarial; aquella que es capaz de englobar un conjunto de técnicas aplicables al conjunto de una empresa enfocadas a trabajar de una forma más eficiente. Su gran objetivo debe mejorar sus índices de productividad, la sostenibilidad y la competitividad, para garantizar la viabilidad de dicha empresa.

Así mismo, es importante saber que la productividad es un indicador crucial que se pasa por alto en muchas ocasiones y que necesita ser medida de una manera objetiva y rigurosa. Algo que representa un grave error de por sí.

Por tanto, no se exagera al afirmar que todas las empresas están en la responsabilidad de conocer con exactitud cómo es su productividad, en qué está basada esta y en qué se está fallando. Porque con la productividad se está enfrentando a un indicador, igual o más importante que el rendimiento económico de la compañía.

Qué es la productividad en la economía

La productividad en la economía es la cantidad de producción de una unidad de producto o servicio de insumo por cada factor que sea empleado por unidad de tiempo. Una de las formas más visibles de incrementar la productividad de una empresa, es que el empresario invierta en una unidad de capital para hacer que el trabajo sea más eficiente.

Con esto se mantendrá el mismo nivel de empleo o incluso se podría reducir. Pero esta forma de productividad es ampliamente criticada por los trabajadores, quienes creen que sus puestos de trabajo son puestos en peligro. Es cierto que existen empresarios que buscan esto, es decir, más producción y menos trabajadores, pero también hay que destacar que la productividad va mucho más allá que tener una máquina más en tu lugar de trabajo. Existen factores que determinan esto:

  • La calidad y los recursos naturales en la producción de productos que necesitan estos recursos.
  • La estructura que tenga la industria y los cambios de los sectores.
  • El nivel de capital.
  • La calidad de sus recursos.
  • Su entorno macroeconómico y su entorno microeconómico.

Diferencia entre producción y productividad

Las diferencias básicas entre la producción y la productividad son:

  • La productividad es un indicador de la eficiencia del sistema productivo que tiene en cuenta el tiempo como factor fundamental para su cálculo (ver ejemplo al final)
  • La producción consiste en un proceso en donde los factores de producción son empleados para la fabricación de bienes y servicios.

¿Es lo mismo la productividad que la eficiencia?

La verdad es que los términos eficiencia, eficacia y productividad son muy empleados en la actividad diaria. Y aunque se relacionan unos con otros, sus definiciones son diferentes.

Se tiene por una parte que la productividad es la relación producto-insumo en un periodo de tiempo y con el correcto control de calidad. Mientras que se tiene por otra parte que la eficiencia es el logro de las metas con la menor cantidad de recursos posibles.

Relación entre productividad y crecimiento

Ambos términos tienen una importante relación, y es que el crecimiento económico tiene lugar cuando las personas son capaces de tomar los recursos existentes y reasignarlos para que generen más valor.

Y cuando se desea aumentar la productividad, el objetivo es hacer más eficiente la forma en la que los recursos son organizados. Todo ello con la intención de producir más y mejor, en pocas palabras, impulsar el crecimiento.

Si bien es posible mejorarla con el empleo adecuado de las herramientas que ya se tienen a disposición, son las nuevas ideas las responsables del crecimiento de forma sostenida de una empresa.

Ejemplos de productividad

Muchas veces los conceptos no explican por sí solos, debido a su complejidad. Por ello, para que comprendas mejor lo que es la productividad te presentamos algunos ejemplos generales que podrían ser de mucha utilidad.

Piensa en los obreros de una fábrica de caramelos. La empresa cuenta con una determinada estructura para llevar a cabo sus procesos de producción. Es decir, cuentan con cierta cantidad de obreros que trabajan en un horario establecido. Gracias a esto se produce una cantidad determinada de caramelos al día.

Ahora, la fábrica decide comprar nuevas máquinas que automaticen una serie de trabajos. Esto da lugar a una mayor producción de caramelos diarios.

¿Ha aumentado también la productividad?

Sí, en un mismo periodo de tiempo, los obreros de la fábrica son capaces de producir una mayor cantidad de caramelos por obrero con respecto al periodo anterior en el que no contaban con esas máquinas.

Otro ejemplo para entender la productividad es el siguiente.

Una empresa fabrica 40 pantalones en una hora, mientras que otra hace 50 pares en el mismo tiempo. La segunda tiene más personal o más máquinas.

Obviamente la segunda fábrica obtiene una mayor producción, pero ¿cuál es más productiva? Te lo explico de una forma simple:

Productividad = Unidades producidas / Factores de producción necesitados

Caso 1. Ambos necesitan 10 factores de producción

  • Empresa A: 40/10 = 4
  • Empresa B: 50/10 = 5

Conclusión: La empresa B tiene una mayor productividad

Caso 2. La empresa A necesita 5 factores de producción y la B 10

  • Empresa A: 40/5 = 8
  • Empresa B: 50/10 = 5

Conclusión: La empresa A tiene una mayor productividad.


Artículo ecrito por: Hector Fernandez

Hector Fernandez
Héctor Fernández es un canario residente en Berlín desde 2013. Licenciado en Económicas y experto en SEO y Marketing de Contenidos. Nómada digital a tiempo parcial :-D Como co-fundador de Economía TIC, mi misión es que mantengas la mente despierta y la curiosidad por aprender ¡Espero que disfrutes! >Descubre más sobre los autores de Economía TIC