Saltar al contenido
EconomíaTIC

Una visión diferente sobre escalabilidad y modelos de negocio

Cuando hablamos de escalabilidad de un proyecto o de modelo de negocio escalable inevitablemente nos viene a la mente la estampa de una montaña. Todos los emprendedores nos convertimos en auténticos alpinistas en busca de la cumbre, que para nosotros significa alcanzar el éxito en nuestro emprendimiento.

visualizar la estrategia

Dentro de la economía digital, especialmente con el desarrollo de las startups, la escalabilidad es un concepto muy perseguido y deseado. Un desafío no siempre fácil de conseguir. Cuando los problemas inherentes al desarrollo del negocio nos dejan sin oxígeno, es decir,  la necesidad de vender más implica un aumento en los gastos de producción,el ascenso se ralentiza. Como dijo George Livanos:

Lo esencial no es escalar rápido sino durante mucho tiempo

Es aquí, justo aquí, donde reside la importancia de la escalabilidad para tu modelo de negocio.

Lionel Terray, alpinista francés conocido por realizar las primeras ascensiones a montañas como el Fitz Roy en la Patagonia o Makalu en el Himalaya, ante la pregunta ¿por qué subir montañas? su respuesta: Porque están ahí.

La pregunta para ti, como CEO de una idea de negocio con potencial innovador es: ¿Conoces realmente qué significa la escalabilidad y cuales son las claves para incorporarla dentro de la estrategia digital de tu startup?

 

¿Qué es la escalabilidad?

En términos generales, la escalabilidad es la facultad de adaptación de un proceso, red o sistema manteniendo la calidad y la fluidez del trabajo; sin aumentar los costes.

Dicho de una forma más sencilla: la capacidad de aumentar la actividad sin perder calidad en los servicios ofrecidos y mantener o incluso reducir los costes por unidad vendida/producida.

En nuestro lenguaje, supone desarrollar una idea de negocio:

  • con un alto potencial de expansión
  • capaz de generar beneficios sin reinvertir en infraestructuras al mismo ritmo que aumentan los ingresos
  • y  además tiene facilidad de expansión y adaptación en mercados internacionales.

Aunque el concepto de escalabilidad está muy extendido en el mundo de las startups, este está relacionado directamente con el término economías de escala, utilizado tradicionalmente en Economía (en concreto la Microeconomía).

Tipos escalabilidad

Si pensamos en la estandarización de procesos en base a la escalabilidad de nuestro modelo de negocio o startup debemos analizar muchos factores. La innovación debería ser la punta de lanza para introducirnos dentro del mercado y lograr siempre estar por encima de los modelos de negocio tradicionales. Esta perspectiva nos ayudará a rediseñar y readaptar nuestra estrategia competitiva de una manera flexible y ágil.

La readaptación continua dentro del mercado nos ayudará a rentabilizar la expansión de nuestro negocio e incrementar el beneficio de nuestros productos o servicios.

La escalabilidad nos permite optimizar los recursos y el tiempo, es decir: los costes de estructura crecen de forma lineal y estable independientemente de la producción, la cual no afecta en volumen de unidades de producto o servicios prestados, manteniendo los un alto potencial de beneficios y margen de negocio.

Hay dos formas de escalar la montaña y llegar al TOP:

Escalabilidad vertical

La escalabilidad vertical se basa en añadir más recursos o actualizar y modernizar los existentes para otorgar más poder a un sector en particular de nuestro modelo de negocio, de manera que esta mejora afecta en positivo al rendimiento general de nuestro sistema y gestión. Un ejemplo muy básico dentro de la economía digital sería aumentar el número de CPUs que tiene el servidor de nuestro sitio web.

Escalabilidad horizontal

Aunque es más complejo de implementar y administrar, en líneas generales la escalabilidad horizontal se basa en mantener el coste de desarrollo y aplicación adaptándose en todo momento a su continuo crecimiento. En una tienda online, por ejemplo, se trata de implementar un software flexible que pueda ir ajustándose a los requerimientos en picos altos de demanda y que aporte una excelente gestión en términos de rendimiento y optimización.

Dimensiones de la escalabilidad

La escalabilidad también puede ser medida en otras dimensiones:

  • Escalabilidad en carga: Cuando nuestro sistema nos hace fácil el ampliar y reducir los recursos para acomodar, en caso que convenga, cargas más pesadas o más ligeras según se requiera.
  • Escalabilidad geográfica: Cuando nuestro sistema es geográficamente escalable, es decir: mantiene su utilidad y usabilidad, sin importar donde estén sus usuarios o recursos.
  • Escalabilidad administrativa: Cuando compartimos un solo sistema distribuido, y aún así continúa siendo fácil de usar y manejar.

¿Qué es un modelo de negocio escalable?

Un modelo de negocio escalable permite la expansión e incremento de los ingresos al mismo tiempo que minimiza los aumentos en los costos operativos. Incluso si no estás listo para crecer en este momento, hay cosas que puedes hacer para preparar un crecimiento y éxito escalables.

Construye una base sólida

Invierte tiempo y energía en sistemas fundamentales, que en un futuro te permitirán crecer. Prepara tu equipo y hazte con las herramientas más adecuadas a tu tipo de negocio, pensando en tus públicos objetivos o user personas. La orientación al cliente y la capacidad de adaptarse a los gustos y los cambios del mercado son la clave.

Enfócate en soluciones escalables

En el camino hacia la cumbre, puede ser tentador ir por las vías rápidas. La inversión en soluciones básicas que no requieren una gran inversión financiera o curva de aprendizaje pueden parecer las soluciones más acertada. Resiste la tentación y mantén una mentalidad con visión de futuro para evitar meterte en un laberinto de sistemas que simplemente, no van a funcionar.

Planifica de forma estratégica

La planificación estratégica es el vínculo entre una gran idea y un verdadero éxito y crecimiento. Más que una acción puntual, se trata de una filosofía operacional que requiere una atención constante a los detalles y una inversión de tiempo. Conocer tu empresa por dentro y por fuera puede prepararte para enfrentar los desafíos y detectar las oportunidades de escalabilidad más fácilmente.

Al igual que no es lo mismo ascender una colina que enfrentarse a un 8000, a la hora de emprender, el modelo de Business Model Canvas te ayudará a interconectar ideas y desarrollar una estrategia flexible. Es la mejor hoja de ruta para preparar una expedición de gran envergadura y te recomendamos su uso de cara a la planificación a corto, medio y largo plazo de la vida de tu empresa.

Business Model Canvas - Lienzo Modelo de Negocio

En gran medida, porque no todo va a ser fácil. Como emprendedor te enfrentarás a picos y problemas en la gestión del día a día que podrán minar tus fuerzas y las de tu equipo. Con una buena estrategia, te será más fácil pivotar. En términos de montaña, Paul Preuss  lo definió en una frase muy acertada: “Un buen escalador capaz de superar una zona en ascenso, ha de ser capaz de realizarla en descenso”.

Relación de las startups con la escalabilidad

La escalabilidad, como partida, debería ser la vía imprescindible para todos los emprendedores que comienzan con una empresa de nueva creación. Tal y como hablamos en el post ¿Qué es una startup? “, es una empresa de nueva creación que comercializa productos y/o servicios a través del uso intensivo de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC’s), con un modelo de negocio escalable el cual le permite crecer de manera rápida y sostenible en el tiempo. Este fuerte componente tecnológico les permite poder escalar su negocio de forma ágil y rápida, y con una necesidad de capital inferior a las empresas tradicionales”.

 

¿Cuál es el potencial de las startups con respecto a la escalabilidad?

  • Desarrollan, por norma general, modelos de negocio innovadores.
  • Operan con costes mínimos, inferiores a las empresas tradicionales.
  • Su principal objetivo es crecer rápidamente.
  • No requieren, generalmente, de grandes inversiones de capital para su desarrollo. Sin embargo, el uso intensivo de la tecnología les permite generar economías de escala que se traducen en sustanciales ingresos, convirtiéndose por tanto en negocios escalables.
  • Buscan simplificar los procesos de comercialización o de prestación de servicios.
  • Operan generalmente con un organigrama horizontal adaptándose en todo momento a su continuo crecimiento.
  • Siempre están en constante evolución.

Un buen ejemplo podrían ser los modelos de negocio fintech. Se trata de empresas que ofertan a sus clientes productos y servicios financieros innovadores, mediante la utilización de las tecnologías de las TIC’s. Estas startups utilizan la tecnología financiera como medio para abaratar costes y simplificar procesos, dando como resultado un servicio eficiente en internet para el usuario, a la vez que generan menores comisiones en relación a los sistemas tradicionales.

Influencia de las TIC en la escalabilidad de un proyecto

Acabamos de hablar de ello. Aún así quizás conviene recordar que el término TIC también utilizado como TICs, corresponde a las siglas de Tecnologías de la Información y la Comunicación (en inglés ICT: Information and Communications Technology). Este concepto hace referencia a las teorías, las herramientas y las técnicas utilizadas en el tratamiento y la transmisión de la información: informática, internet y telecomunicaciones.

La tecnología es el mejor equipamiento de cualquier negocio escalable, ya que se ha consolidado como una herramienta clave para la estandarización de los procesos y la estrategia general de la empresa.

  • Facilita las tareas de la empresa
  • Produce innovación.
  • Aporta mayores recursos de producción y competitividad

Es importante que conozcamos los tipos de tecnología que mejor se adapten a nuestro modelo de negocio. Las TICs se componen de distintos conocimientos, herramientas, técnicas y dispositivos.

A la hora de emprender con un proyecto escalable podremos encontrar en ellas soluciones a medida para realizar el trabajo.

La tecnología es variada, pero siempre aplica hacia un objetivo: realizar un tipo de tarea que ayude a las personas a modificar su entorno para cumplir con una necesidad.

Si te interesa el tema, en este artículo acerca de Tecnologías de la Información y la Comunicación te ampliamos el concepto y su alcance.

Ejemplos de escalabilidad en modelos de negocio

Modelo de negocio escalable

Piensa en una marca potente: Apple, por ejemplo, dispone de productos y servicios. Ha crecido no solo por la venta de hardware, sino también (y sobre todo) por su parte online: la App store o iTunes. El negocio digital en términos de ecommerce, desde la perspectiva de escalabilidad, tiene un alto potencial.

A través de un ecommerce se puede vender en todo el mundo sin sede física. Desde la creación de internet, las empresas han utilizado la red como nuevo canal para atraer clientes y conseguir más ventas. En los últimos años este fenómeno se ha acrecentado con la evolución de las startups cuyo canal principal es su tienda online.

¿Cuál es el secreto? La capacidad de multiplicar las ventas con menores gastos a través de un contenido bien posicionado gracias al marketing digital y la implementación de estrategias especializadas como, por ejemplo, el posicionamiento SEO.

Aunque lo cierto es que, dentro del mundo de los negocios, también se puede vivir sin aplicar la escalabilidad.

Modelo de negocio no escalable

En este interesante artículo de Javier Megias, se define un Modelo de negocio no escalable como aquel en el que los costes crecen al mismo ritmo que los ingresos. Dicho de otra forma, para obtener más ingresos se necesita gastar más dinero.

Suelen asociarse al sector servicios. Por ejemplo, piensa en un diseñador freelance. Desde su estudio tiene un número de horas finitas para sacar adelante un proyecto. Si quisiera ampliar su cartera de clientes y desarrollar más diseños, necesitará contar con más diseñadores.

Conclusión

Una montaña siempre es una montaña. Como emprendedor, como alpinista en el mundo del emprendimiento, plantearte su altura y analizar los riesgos y la dificultad de ascenso que presenta es realmente gran un reto. Un escalador es aquel que busca las mejores vías de ascenso optimizando los recursos. La escalabilidad, como hemos visto, es una modalidad que requiere destreza y temple dentro del mundo del emprendimiento.

Acabamos con un poco de inspiración e la mano de Reinhold Messner quien dijo:

Nada habría podido suceder si alguien no lo hubiera imaginado

Este alpinista italiano se convirtió en la primera persona del mundo en escalar las 14 cumbres de más de 8000 metros, sin oxígeno. Si, siempre es posible lograr lo que uno desea.

Así que analiza el potencial de tu idea de negocio y céntrate en cómo crear mayores ingresos con los menores costes operativos posibles (sin olvidar la calidad de tu servicio). Observa el camino que tienes delante. El ascenso no será fácil, pero la satisfacción de ir alcanzando los campos bases e ir obteniendo un panorama cada vez más claro y abierto del futuro de tu empresa, es la verdadera recompensa del emprendedor.

Artículo ecrito por: Hector

Hector