Uso y aplicación de la tecnología Blockchain en España

La tecnología blockchain tiene su origen en el año 2008, junto al nacimiento del famoso proyecto Bitcoin. Sin embargo, su campo de acción no solo se limita a los criptoactivos. De hecho, hoy en día se perfila como una de las tecnologías de datos más poderosas y sólidas del futuro, abriéndose infinitas posibilidades en su uso y aplicación.

Actualmente, debido a su auge y credibilidad, existen diferentes aplicaciones de la tecnología blockchain en España; siendo parte de los sistemas de seguridad de la información de algunos de los sectores más importantes.

código

Si te interesa conocer de qué forma la “cadena de bloques” está revolucionando la forma de ver, administrar, e incluso proteger la información digital, este artículo es para ti.

¿Por qué es tan importante la tecnología Blockchain?

El blockchain es una nueva realidad tecnológica que llegó para quedarse y cambiar el modo en el que gestionamos la información en el mundo digital. Esta tecnología permite transferir y almacenar datos, información, e incluso capitales de una manera completamente segura gracias a su sistema de codificación y encriptación sofisticada.

La tecnología blockchain es utilizada mayormente en el ámbito de las criptomonedas, siendo fundamentales para su existencia en la red.

Blockchain es capaz de registrar cada transacción individual junto con el sello de tiempo, protegiendo los datos para que no puedan ser manipulados de ninguna forma.

Sin embargo, esas transacciones pueden utilizarse también para representar diversas cosas dentro de la cadena de bloques y validar su autenticidad; tales como contratos inteligentes (Smart Contract), documentos o mensajes de todo tipo.

Aplicación de la Tecnología Blockchain en España: Empresas y Startups que ya lo están haciendo

El blockchain está en pleno ascenso, y esto queda demostrado en la gran cantidad de sectores económicos, administrativos y tecnológicos que hoy confían en esta tecnología para obtener máxima seguridad e integridad de sus datos e información. Con el cambio que supone en el paradigma del almacenamiento e intercambio de información, ya podemos hablar de este momento como el inicio de la revolución blockchain.

Criptomonedas

El blockchain es la base de datos digital detrás de las criptomonedas. Por tal motivo, hablar de criptomonedas es hablar de blockchain, y viceversa. Esta “cadena de bloques” es fundamental en cualquier criptoactivo, siendo la encargada de registrar detalladamente todas las transacciones, incluyendo fechas y cantidades exactas.

Todos los mensajes que registra el blockchain se basan en criptografía (matemática), por lo que están cifrados para asegurar su autenticidad y proteger los datos de las manos de terceros.

Para lograrlo, un blockchain distribuye cientos de miles de copias, exactamente iguales, en manos de los usuarios de la misma criptomoneda, en cualquier parte del mundo. En este sentido, para añadir nuevas transacciones o datos, todos los usuarios deben estar de acuerdo y validarlos, de tal forma que los datos del registro continúen siendo uniformes en todas sus versiones.

Actualmente las criptomonedas más sólidas y con sistemas blockchain más robustas son Bitcoin o Ethereum. Por esta razón muchos criptoactivos se construyen con base en su plataforma.

Otras, en cambio, han desarrollado su propia blockchain (libro contable criptográfico), como SolarCoin y Zcash.

Alrededor de las criptomonedas, las cuales ya muchas operan en el mercado de valores., existen numerosas startups españolas o internacionales que operan en España, que ofrecen diferentes productos: e-wallet, compra-venta de criptomonedas, trading, etc.

Ejemplo de este mercado es Paybis, una empresa radicada en el Reino Unido y con operaciones en muchos países, incluida España. En esta plataforma los usuarios pueden comprar bitcoin de forma directa. No opera mediante órdenes de compra/venta. Desde que se fundó, en el año 2014, se ha hecho con el espacio en el mercado de los servicios relacionados con los criptoactivos. Permite, además, la compra de otras nueve criptomonedas y operan con diferentes monedas.

Una startup que está destacando en el mercado español es Cryptosolartech. No solo por su campo de negocio, la minería de criptoactivos, sino también por su enfoque. La minería de criptomonedas consume mucha energía, lo que puede ser un problema a corto y, sobre todo, a largo plazo. ¿Cuál es la solución que encontró esta ascendente empresa española? Producirán la energía destinada al minado por medio de plantas fotovoltáicas, que aprovechan la luz solar.

Grandes empresas digitales, como el caso de Riot Blockchain, se han dedicado a la minería de bitcoin y a la adquisición de negocios dentro del mercado. Las criptomonedas han creado un nuevo paradigma económico y una nueva forma de ver las transacciones. Mucho de esto tiene que ver con la tecnología de las cadenas de bloques, que podría a futuro tener incluso más alcance que las criptodivisas.

Almacenamiento en la nube

Con el auge de la Economía Digital, el almacenamiento de gran volumen de datos ha crecido exponencialmente en muy pocos años. El almacenamiento en la nube se presentó como la solución perfecta a la creciente demanda de espacio online.

Sin embargo, las fugas de datos en la nube no se hicieron esperar; demostrando así lo vulnerable de sus sistemas de privacidad. Uno de los ejemplos más notables y recientes de violación de datos tuvo como protagonista a la empresa Apple iCloud en el año 2014. El hecho se dio a conocer como el Celebrity Photo Leak, ya que salieron a la luz fotos íntimas de algunas celebridades y figuras del espectáculo.

Por esta razón, la tecnología blockchain se presenta como la mejor alternativa frente al almacenamiento tradicional en la nube, ganando espacio en pequeñas, medianas y grandes empresas en España y el mundo.

En el año 2020, la startup Storj Labs anunció su servicio de almacenamiento descentralizado en la nube basado en la blockchain de Ethereum, indicando que esta sería la forma más segura de almacenar archivos y documentos.

No se puede cambiar o modificar el nodo involucrado (ordenador en la red), por lo que el almacenamiento en la nube basado en blockchain garantiza la precisión de los datos, en todos los puntos dados. Por tal motivo, un sistema de almacenamiento basado en cadena de bloques, se considera rastreable y transparente.

En este sentido, reduce significativamente la posibilidad de error humano; aumenta la privacidad y seguridad de cualquier dato; y, además, es mucho más rentable y eficiente a mediano y largo plazo.

Un ejemplo de aplicaciones de blockchain en España orientadas a los servicios de almacenamiento en la nube es la startup española Internxt. Su valor diferencial es, precisamente, priorizar la seguridad y la privacidad a la hora de almacenar archivos; ahora, encriptados a través de una red descentralizada de pares o nodos.

Sector financiero

Una de las ventajas de la tecnología blockchain tiene que ver con la posibilidad de realizar transacciones económicas de forma rápida y segura; evitando posibles fraudes, estafas y manipulaciones, gracias a la encriptación y codificación de datos. Esto sugiere una alternativa de pago global para las empresas y sus clientes, sin comprometer la seguridad de ambas partes.

El consorcio Fisa Group lanzó recientemente un proyecto llamado Omnia Business Plataform, una plataforma que busca modular todos los sistemas que operan en una institución financiera en un solo lugar. Su objetivo es permitir que el Core Bancario trabaje de forma cooperativa con el proveedor de la tecnología blockchain.

Otro gran beneficio es la posibilidad de implementar sistemas de negocio transparentes, en los cuales sea público el estado de las cuentas registradas en la blockchain. Es decir, que tengan conocimiento exacto de las transacciones, en tiempo real en los bancos online.

De esta manera, los bancos no tardaron en notar el potencial del blockchain, para transformar y optimizar los procesos en sus operaciones; así como la reducción (e incluso eliminación) en el tiempo de liquidación de pagos, entre otras ventajas.

Con la tecnología blockchain, las transacciones bancarias internacionales podrían hacerse efectivas en tiempo real, reduciendo costes y aumentando su rentabilidad y seguridad de principio a fin. Una gran mejora para la economía digital.

Como parte de las aplicaciones de la tecnología blockchain en España, el importante consorcio financiero Santander anunció en el año 2019 la salida al mercado de un nuevo producto bancario: su primer bono con tecnología blockchain, basado en el sistema público de Ethereum. Según el portal oficial de la entidad bancaria, el bono tendría un valor de 20 millones de dólares y se mantendría respaldado por la cadena de bloques hasta su vencimiento.

Sector seguros (InsurTech)

El blockchain se caracteriza por la inmutabilidad, seguridad, rapidez, integridad y trazabilidad; valores muy apreciados en el área de seguros. Esto aporta confianza a los clientes. Además, permite que las empresas aseguradoras optimicen sus actividades.

Su impacto positivo queda en evidencia, pues la revolución del blockchain supone mejoras en la gestión de la identidad, eliminación de fraudes, y mitigación de errores y riesgos, gracias a la verificación cruzada de la diversificación de riesgos con otras aseguradoras. Se estima que para el año 2023, esta tecnología moverá casi 1.394 millones de dólares en el mercado asegurador.

Principalmente, las aplicaciones del blockchain en el sector seguros, se encuentran en pólizas de salud, registro de médicos e historiales clínicos; facilitando la gestión de la información. Esto reduce drásticamente el fraude del sector.

También el blockchain se encuentra en pólizas para automóviles. El cliente podría transmitir de forma anónima su historial de siniestros a varias compañías de seguros, lo que le facilitaría el traslado de expedientes sin la necesidad de solicitar el papeleo a la aseguradora.

Por su parte, las pólizas de hogar también se han visto beneficiadas con esta tecnología. Gracias a los Smart Contracts o Contratos Inteligentes se podrá automatizar el pago del valor asegurado o las indemnizaciones, en caso de siniestro.

Un claro ejemplo de la tecnología blockchain en España, aplicada al sector seguros, es la Insurtech Bdeo, la cual utiliza, no solo utiliza cadena de bloques; sino la inteligencia artificial y la big data para agilizar los procesos y mejorar la satisfacción de los clientes. La startup declara que su servicio logra reducir hasta en un 85% la tramitación de siniestros de seguros, ayudando a las aseguradoras tradicionales a ser más dinámicas y eficientes.

También, la startup de microseguros, Ibisa, está comprometida con el uso de la tecnología blockchain en las bases de datos de las aseguradoras. En palabras de su cofundadora, la ingeniera en telecomunicaciones María Mateo, “Nadie puede borrar nada, ni cambiar una operación. Y esto es especialmente importante para demostrar a los gobiernos, a los reguladores y a los clientes que el dinero fluye de una forma adecuada”. Esta es una de las aplicaciones de la tecnología blockchain en España que se afianza con mayor credibilidad.

Identidades digitales

En nuestra realidad actual, en la que la mayoría de las personas tienen presencia online y casi todas realizan actividades cotidianas como comerciar, estudiar o trabajar por internet, se hace cada vez más importante el concepto de “Identidad digital”. Esto se refiere al conjunto de datos personales e historiales de actividad pública que hacen parte de tu imagen en línea.

Parte de esta identidad es necesaria para el registro y uso de múltiples plataformas y servicios. Lo usual es que cada vez que te vas a registrar, tengas que ingresar nuevamente los datos que ya has registrado muchas veces.

Lo que se ha implementado para agilizar el proceso es que brindes información de alguna red social o cuenta de Google. ¿Cuál es el problema con hacerlo de este modo? Aportamos información que no es necesaria, más relacionada al ámbito personal o social. La solución a dicho problema es el blockchain.

Esta tecnología permite tener una base de datos codificada y segura, mediante la cual puedes acceder a tu información. La idea es que a través de la cadena de bloques puedas manejar una variedad de identidades destinadas a los diferentes tipos de plataformas que requieran tu información, con el fin de que compartas con toda seguridad, solo los datos necesarios.

Telefónica Tech, filial del gigante de las telecomunicaciones “Telefónica”, ya está trabajando con una iniciativa que contempla el uso de blockchain para asegurar a sus clientes en temas relativos al uso y acceso seguro a su información.

Registro y verificación de datos

Seguramente no es lo primero que se te viene a la mente, pero la verificación de identidad es uno de los pilares de la tecnología de blockchain. Las aplicaciones de esta innovación tecnológica en este campo son casi infinitas e incluyen aspectos de varios de los usos que se enlistan en este artículo.

Muchas empresas y startups están ensayando e incluso trabajando con blockchain para la identificación de sus usuarios. Un ejemplo notable es Niuron. Este consorcio bancario, liderado por Cecabank, ha aplicado esta tecnología en la verificación digital de sus clientes. Este proyecto incluye entidades como Abanca, Bankia, Caizabank, Ibercaja o Liberbank, entre otras. Además, se plantea un horizonte que incluya el crecimiento de los proyectos colaborativos.

El consorcio aseguró que su objetivo es “actuar como observatorio de la tecnología para generar conocimiento en el ámbito técnico, jurídico y de negocio”. Esta iniciativa permitirá que la información de los clientes sea compartida entre distintos bancos para fines de registro o de transacciones, siempre con la autorización del cliente, sin que haya un alojamiento centralizado de dicha información.

Para las entidades, los beneficios de esta tecnología se traducirían en un aumento de rapidez, un ahorro de los costes, prevención del fraude, disminución del riesgo y mejora en la prevención del lavado de capitales.

Para el cliente, los beneficios serían la disminución del tiempo necesario durante un proceso de registro; así como el control y soberanía sobre sus datos personales.

Contratos digitales (Smart Contracts)

Los Smart Contracts no son un tema nuevo, para nada. Durante muchos años fue un sueño imposible, hasta que la tecnología blockchain abrió esa puerta nuevamente. Nick Szabo, un criptólogo, tuvo una gran idea. Se lo ocurrió que los protocolos informáticos que se utilizan en el comercio electrónico podía sustituir el papeleo legal, sin necesidad de intermediarios.

Estos contratos digitales se ejecutan por sí mismos, más allá de solamente almacenar la información del acuerdo. Esto se podría hacer mediante cualquier nube. La complejidad detrás de los smart contrats es precisamente el punto que establece la seguridad del contrato. La tecnología blockchain también almacenaría una serie de acciones dadas en caso de que una de las partes incumpla el contrato.

La DLT o bases de datos distribuidas garantizan que todo el mundo ve la misma información, así la confianza con una base moral o subjetiva no forma parte de la operación. Ya existen plataformas que ofrecen soluciones en el desarrollo de contratos inteligentes, como Ethereum, Rootsock o Corda (Parte del consorcio R3).

Un caso de aplicaciones de la tecnología blockchain en España fue el de la conformación de Coinffeine en el año 2014. La firma legal Abanlex participó en los aspectos legales de la fundación de dicha compañía. En palabras de Pablo Hernández Butragueño, abogado y socio de la firma: “La primera empresa con la que trabajamos en Smart Contracts fue la compañía fundada por Alberto Gómez: Coinffeine. Se fundó en 2014 y fue respaldada por inversores como Bankinter para permitir intercambiar dinero digital entre particulares”.

Industria energética

La primera transacción de energía con blockchain se produjo en Nueva York en abril del 2016 y de ahí en adelante son cada vez más las empresas de este importante sector en invertir en esta nueva tecnología. Según un estudio realizado por Wood Mackenzie, para inicios del año 2018, ya 122 compañías estaban involucradas en los blockchains y habían desarrollado 40 proyectos.

En un primer plano, la tecnología blockchain participaría en las transacciones comerciales, para ahorrar tiempo y recursos. De esa forma, las partes podrían comerciar directamente sin la participación de terceros.

Haciendo hincapié en las aplicaciones de blockchain en empresas españolas, un buen ejemplo es la empresa Iberdrola. Esta compañía no solo ha trabajado con blockchain en las transacciones o en los contratos, sino que maneja el cifrado de datos para asegurar el cumplimiento de los acuerdos respecto a su visión ecológica de la industria energética.

El grupo, apoyado en Energy Web Foundation, ha desarrollado un entorno electrónico amigable para que sus clientes puedan verificar que la energía que reciben es verde. Ese proceso de verificación de datos respecto al servicio se realiza por medio de blockchain.

Cadenas de suministro

Uno de los sectores que se vería más beneficiado del uso de la tecnología blockchain en España es el comercio. Normalmente se pierde mucho tiempo en los procesos que llevan la materia prima a los productores y finalmente el producto a manos del consumidor, debido a que hay múltiples agentes e intermediarios.

Además, el transporte de los materiales y/o productos suele producir una enorme cantidad de papel, como parte de la documentación necesaria para el traslado. El blockchain entraría en juego en estas transacciones legales, mediante la digitalización de los procesos.

Por ejemplo, con la automatización del papeleo, la eliminación de intermediarios y con la carga de inventarios. La implementación de estos procesos significaría una reducción importante del tiempo empleado, lo que a su vez reducirá los gastos. Una plataforma de logística pondría en contacto, por ejemplo, a los cargadores con los transportistas, lo que agilizaría la carga de materiales o mercancía.

La empresa tecnológica IBM está trabajando en la aplicación del blockchain en las cadenas de suministros. Ha colaborado con la compañía de transporte danesa Maersk en el uso de las cadenas de bloques para agilizar los flujos de la información y las transacciones financieras. De esta manera se reduce la cantidad de empresas o funcionarios que participan en el proceso de importación y exportación.

Germán Sánchez Couso, consultor de Blockchain y Transformación de Negocios de IBM España, expresó que la aplicación de esta tecnología para el registro de todo el proceso logístico asegura la trazabilidad de la mercancía.

Seguridad automatizada

Esta aplicación de la tecnología blockchain repercute en varios de los puntos anteriores, pero merece atención. Lo mejor de que los intercambios de información sean de persona a persona, sobre todo cuando se trata de transacciones financieras, es que impide que se formen brechas o que existan fugas de datos.

No hay terceros ni hay centralización de la información. En el caso de plataformas como Yahoo o Google y de algunas nubes, basta con que se vulnere la seguridad del eje central para que se acceda a toda o buena parte de la información de miles o millones de usuarios. Eso no sucede con el blockchain.

Además, hablando de la seguridad en cuanto a las transacciones directas, existen reglas dentro de las plataformas, las cuales son garantizadas por protocolos automáticos y no están en manos de individuos. Por lo que ninguna persona puede por sí sola modificar el software.

Un sistema descentralizado no es fácil de hackear (sería irresponsable decir que es imposible) debido a que cualquier ente malicioso necesitaría contar con al menos el 51% de los emplazamientos para poder conseguir el mismo objetivo.

Además, las empresas o consorcios que decidan usar el blockchain para almacenar automáticamente sus datos tendrán un archivo seguro que no podrá ser modificado. Es ideal para auditorías.

Nahitek Digital, consultor informático radicado en Madrid, junto con la empresa Eurohelp Consulting, trabajan precisamente en el resguardo de transacciones y bases de datos por medio de esta tecnología. Ofrecen sus servicios a cualquier entidad pública y privada. Se espera que en adelante más empresas dedicadas a la seguridad informática sigan este ejemplo de la tecnología blockchain en España.

Sistema de votación digital

Si existe un proceso que genera dudas en la población son las elecciones, de cualquier índole. Aunque normalmente quiénes controlan los sistemas de votación aseguran que es imposible hacer fraude, ¿cuántas veces ha pasado que todo acaba en escándalo? Tal vez pronto llegue el día en que no se alberguen dudas.

Si se aplica la tecnología blockchain en un sistema electoral, no se podría modificar un solo voto sin modificar toda la cadena. Cosa que en el caso de unas elecciones regionales o nacionales es teóricamente imposible, ya que la cantidad de bloques a modificar serían demasiados para cualquier servidor conocido.

Además, como parte de un proceso de información general acerca de las cadenas de bloques, la fiabilidad detrás del proceso podría aumentar la participación de votantes. Todo esto, mientras se mantiene el anonimato.

Esto no solo se remite al sector de público. El Banco Santander utilizó el blockchain para la elección de su Junta General de Accionistas de 2018.

Claro, todavía falta mucho para hablar de la aplicación de esta tecnología a un mayor alcance. Pero ya se han dado los primeros pasos, así que tampoco estamos hablando de ficción. Es una realidad.

Industria alimentaria

Esta aplicación del blockchain se centra en el monitoreo de los alimentos que se consumen, desde las manos del productor hasta el comercio. Así el consumidor y el comerciante pueden estar seguros de que lo que llega a sus manos tiene la procedencia y datación que se supone debe tener.

IBM trabaja con diferentes empresas transnacionales del sector alimentario para mejorar la trazabilidad de sus productos. Algunos ejemplos de la tecnología blockchain aplicada a empresas de alimentos son Dole y Nestlé.

Carrefour, una importante compañía francesa de distribución, también lanzó un blockchain alimentario. Con el fin de fortalecer la confianza de sus clientes y los consumidores, han decidido trabajar en este joven y creciente mercado, que en su caso servirá para apoyar su tradicional modelo de negocios con las nuevas tecnologías.

Esta aplicación de las cadenas de bloques también se está implementando en la industria vinícola. De esta manera, se puede corroborar en cualquier momento y en cuestión de segundos el origen de la materia prima y la transparencia del proceso.

Un ejemplo de una compañía que explota eficientemente el blockchain es ripe.io, startup que se dedica al monitoreo de productos vegetales en tiempo real. Permite a los consumidores conocer con detalle la procedencia de cualquiera de los productos con los que trabajan, en tiempo real.

¿Qué más está por venir?

La frase “El futuro es hoy” nunca fue tan cierta como en este momento de transformación digital. El blockchain, junto con otras tecnologías innovadoras, están siendo aplicadas o desarrolladas de forma más eficiente, en campos de uso cotidiano. El paradigma tecnológico y de la comunicación ha llegado a un punto en el que, si recibiéramos a un viajero del tiempo de hace apenas 20 años, pensaría que está en un futuro mucho más lejano.

Campos tan variados como los servicios de la salud, los deportes o el turismo, se podrían ver beneficiados por las aplicaciones reales de blockchain y de otras tecnologías.

Por ejemplo, en el caso del sistema sanitario, los historiales médicos de los pacientes podrían estar en una base de datos accesible e incorruptible; también se podría aplicar la Big Data para analizar los datos correspondientes a cada paciente, lo que además podría beneficiar al mercado privado y a las aseguradoras.

Estas nuevas tecnologías, además de la inteligencia artificial, se están aplicando en las TIC y en la mejora del servicio al consumidor. Estamos hablando de todo un panorama de atención al cliente tomando en cuenta una base de datos personalizada y con el trato de una IA. De la mano con el machine learning, las aplicaciones para la vida cotidiana son inmensas.

Ya podríamos pensar seriamente en casas inteligentes, que almacenen las preferencias y necesidades de los usuarios. De interconexión entre los aparatos domésticos o de oficina (internet de las cosas), que se pueden organizar desde un smartphone o en un futuro quien sabe si desde una red de conexión neuronal.

Todo esto y mucho más se reforzaría con la aplicación del blockchain para brindar confianza al usuario a la hora de implementar estas revolucionarias tecnologías en su vida cotidiana.

Ahora, ya sabes que el blockchain es mucho más que un sistema para el exchange de criptomonedas, con lo que se le suele asociar. Sus campos de acción son tan amplios que lo existente es apenas la punta del iceberg.

Todo el trabajo de los pioneros que hoy avanzan y desarrollan esta nueva tecnología, será el legado de las generaciones por venir; quienes tendrán en sus manos la posibilidad de masificar su uso y aplicación a nivel mundial.

¿Qué vas a encontrar aquí?

Descarga gratis estas 4 plantillas que te ayudarán a empezar o mejorar tu negocio online (DE FORMA EXPONENCIAL):

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin