Saltar al contenido
EconomíaTIC

Método lean startup: Cómo aplicarlo a tu proyecto

En el pasado los proyectos empresariales tenían un margen preocupante de fracaso, y es que el proceso de creación estaba preparado en cierta forma para ello. ¿Cuál era el problema? Los proyectos eran concebidos en una oficina en donde se hacia el plan de negocios, se solicitaba la financiación y finalmente se lanzaba el producto al mercado sin haber calculado siquiera las posibilidades de fracaso.

Sin embargo, en la actualidad la metodología Lean startup ha capaz de rediseñar este proceso, convirtiéndolo en uno mucho más eficiente y con un menor riesgo para cualquier proyecto innovador.

trabajo en equipo

A continuación te explicaré mucho más acerca de la metodología lean, y de cómo funciona o puede ser aplicada, con el objetivo de desarrollar tu empresa o proyecto emprendedor.

Qué es lean startup

Lean startup es una metodología diseñada para el desarrollo de negocios y de productos. Lo que distingue a este método de otros, es que está enfocado a acortar los ciclos de desarrollo de los productos, al adoptar una combinación de:

  1. experimentación
  2. lanzamientos de productos iterativos
  3. aprendizaje validado

La hipótesis central de la metodología lean startup es que si las compañías startups invierten tiempo en sus servicios y productos de construcción iterativa (centrándose en la satisfacción de los clientes), se podrán reducir los riesgos del mercado. De esta forma, se reducirá enormemente financiación inicial, o los considerables gastos para lanzar un producto.

Cabe destacar, que la metodología es atribuida a Eric Ries, quien de hecho acuñó el concepto de Lean StartUp. No obstante, sus orígenes pueden atribuirse a las teorías de Lean Manufacturing de Toyota en Japón. Siendo en el presente la evolución del concepto tradicional de Lean, específicamente relacionada con el lanzamiento de una startup al mercado.

Tradicionalmente la filosofía Lean al ser aplicada en los procesos productivos centra su atención en eliminar cualquier actividad supérflua, sin importar del tipo que sea. Lo más común, es que se centre por ejemplo en eliminar los stocks, intermediarios entre procesos, los cuales la mayoría de las plantas de producción poseen. El objetivo es resaltar a todas esas actividades que aportan valor a la cadena de producción, para así poder eliminar lo que sea superfluo y genere por lo tanto gastos que son innecesarios al final de cuentas.

De acuerdo a Ries, quien es ingeniero de software y como explica en su libro, su interés en desarrollar el método lean startup se debe a que experimentó de forma personal muchos fracasos usando los métodos tradicionales, durante el lanzamiento de empresas. Por ello, se planteó una nueva forma de alcanzar el éxito.

Durante este periodo, pudo contar con el conocimiento de Steve Blank, desarrollador de la metodología Customer Development, la cual se basa en conocer a fondo a sus clientes y sus problemas, antes de lanzar la idea de negocio al mercado. Juntos el desarrollo del método fue tomando forma.

Eric Ries a través de su metodología busca desvelar la magia detrás del éxito, por lo que propone un proceso que es capaz de aprenderse, aplicarse y replicarse. No importa si eres emprendedor o si se estás empezando como ejecutivo en una gran empresa, con su metodología podrás aprender la forma más concisa de lanzar productos y/o empresas con mayores probabilidades de éxito.

Su método, basado en su experiencia personal, además ha sido elogiado por diversos medios como The New York Times, The Wall Street Journal o Harvard Business Review. Incluso fue seleccionado por la revista Business Week como uno de los mejores emprendedores tecnológicos, además de ser considerado también como uno de los personajes más influyentes de Twitter.

Características del método lean startup

El método lean startup está basado en el aprendizaje validado, por lo que consiste en ir validando poco a poco las hipótesis antes de tener un producto final o la startup definitiva, para así comenzar a escalar el negocio.

De esta forma se van acortando los ciclos de desarrollo, para así ir lanzando distintas propuestas durante un periodo de tiempo y obteniendo un feedback de gran valor con nuestros potenciales usuarios o clientes.

Para aprender más sobre este método, quizás la forma más efectiva lo sea al interiorizar sus características básicas:

  1. El Lean Startup no es una garantía del éxito: Lo principal es tener en cuenta que no, el Lean Startup no garantiza el éxito definitivo, sino que hace que el fallo posible salga mucho más barato. Así que de acuerdo a la metodología todo parte de una premisa: se tiene que resolver el problema de un grupo en específico. El primer paso es el de crear un prototipo y lanzarlo al mercado cuanto antes. Así, se podrá medir la aceptación del prototipo por parte del mercado meta. Este contacto con los consumidores permitirá aprender al equipo de trabajo y, con ciclos cortos iterativos, seguir optimizando el producto o servicio en general.
  2. La opinión del cliente es la más importante: Si bien ofrecer productos innovadores es una parte de gran importancia sobre el éxito, no importa que tan innovadores sean si los clientes piensan que no contribuye a solventar algún problema, y por lo tanto pagar para la solución buscada. La meta será siempre la de encontrar una sinergia entre la visión del proyecto y lo que los clientes desean.
  3. El Lean Canvas complementa al Lean Startup: Este Canvas sirve para poder tener una visión esquemática de los puntos clave del proyecto emprendedor de una forma rápida. Por lo que se trata de mantener una propuesta de valor con la posibilidad de ser ajustada para validar las hipótesis de la idea de negocios.
  4. La diferencias entre indicadores de vanidad e indicadores accionables importa bastante también: Por igual posee gran importancia reconocer cuáles serán tus indicadores accionables, los cuales son aquellos que permitirán medir tu rendimiento, y también ayudarán a tomar decisiones estratégicas.
  5. El Lean Startup trabaja con tres técnicas: Este método trabaja con tres técnicas las cuales son el customer development (dentro del lean startup), Canvas (modelo de negocio lean) y técnicas agiles o scrum.
    1. Con la técnica de desarrollo del cliente se comprueba si el producto es capaz de satisfacer las necesidades del cliente. Para ello se sale a la calle a preguntar a quiénes serían los clientes potenciales.
    2. El modelo Canvas consiste en visualizar y diseñar un modelo de negocio, que se vea plasmado en un lienzo de modelo de negocio (Canvas por A.Osterwalder) que permita explicar el proyecto de forma visual e intuitiva.
    3. Y las técnicas agiles o scrum que consisten en un conjunto de técnicas empleadas para la comunicación y desarrollo de producto, así como la implementación rápida de ideas y de propuesta mejoras a través de micro-proyectos también llamados sprints.

Sus características fundamentales demuestran así, una de las principales premisas de este método: “si te equivocas hazlo pronto y barato”. Por tanto, la idea del negocio irá mejorando a través del método ensayo-error. Dicho de otra forma, cuanto antes sea detectado un fallo, menores serán los costes y las repercusiones para su solución.

Pasos del método lean startup

El ciclo metodológico que propone el modelo lean startup es uno diseñado y pensado para el alcance del éxito con un margen de pérdida muy bajo, algo que cualquier emprendedor sabré valorar. Los pasos del mismo son:

  1. Plantear una hipótesis: En el planteamiento de una hipótesis se encuentra parte del problema a resolver, y es aquí donde se explica por qué se estaría dispuesto a pagar por tu oferta. También para poder identificar cuál es el problema, es necesario realizar una serie de entrevistas a los clientes o usuarios potenciales, en donde se dé espacio para que puedan identificar qué es lo que les preocupa en realidad. Por igual se puede identificar en esta etapa si el problema es lo suficientemente importante como para invertir en crear una solución.
  2. Validar la hipótesis: Aquí se puede desde crear un producto o servicio con las características mínimas básicas (Producto mínimo viable) para poder comprobar si esto es lo que el mercado desea, hasta un prototipo de cómo puede funcionar. Sin importar lo que se escoja, es necesario entender que el objetivo siempre será el saber si la gente lo querría y lo compraría. Cabe destacar que esta primera validación será de los “early adopters”, que se refiere a los primeros usuarios en utilizar el producto o servicio, además de los más susceptibles de probar cosas nuevas en el sector.
  3. Medir la hipótesis: La mejor forma de conocer las métricas a implementar es identificando cuáles son los pasos a seguir hasta llegar la oferta final, y cuántas veces se recurrió a cada paso antes de comprar. Tras identificar estos pasos críticos, buscaremos un KPI que nos permita medir su eficacia. Un poco más abajo, te explicaremos más sobre los KPI.
  4. Generar un aprendizaje válido: Es decir, haber realizado ajustes y cambios ya sea el servicio o en el producto, además de en el mercado, proveedores, etc, para así poder aprender sobre el entorno al que está dirigido el producto. Es por ello que es elemental aprender a escuchar a todos los stakeholders e incorporar su feedback. Los stakeholders son las personas que se encuentran implicadas de forma directa o indirecta en el producto o servicio.
  5. El ciclo repetitivo: Una vez colocados en marcha los pasos anteriores, es tiempo de comenzar a identificar las oportunidades de mejora que pueden aplicarse al producto o el servicio. La innovación continua es una de las claves del éxito de esta metodología.

Producto mínimo viable: No esperes al producto perfecto para lanzarte al mercado

De seguir todos los pasos explicados anteriormente, el resultado que se obtendrá será el de lanzar primero un Mínimo Producto Viable o prototipo (MVP), el cual es un producto muy básico con funcionalidades esenciales. Este sirve en realidad para testear la reacción del público objetivo con respecto al servicio o producto.

Gracias a su feedback se puede reconstruir y mejorar el producto, a la vez que es lanzada una nueva versión MVP2 y se realiza el mismo procedimiento. Para que así se pueda ir puliendo el producto de acuerdo a lo que el cliente demande, y también se permite identificar cuánto dispuesto a pagar por el producto o servicio.

El PMV es una versión de un nuevo producto que permita al equipo el recoger la máxima cantidad de conocimiento validado sobre los consumidores usando el mínimo esfuerzo . El objetivo de un PMV es también el de evaluar las hipótesis fundamentales de un negocio y poder ayudar a los emprendedores a comenzar el proceso de aprendizaje lo más rápido posible.

Por ejemplo, Ries explica que el fundador de Zappos, Nick Swinmurn, deseaba probar la hipótesis de que los clientes se encontraban dispuestos y deseaban comprar zapatos en línea. Pero en lugar de desarrollar una base de datos y página web sobre calzado, lo que éste hizo fue el colocarse en contacto con las zapaterías locales, tomar imágenes del calzado, subir estas fotos a internet y comprar los zapatos a precio del mercado. Lo siguiente fue vender de forma directa a los clientes si estos compraban por medio de su sitio web.

De esta forma​ Swinmurn pudo deducir que existía una demanda notable para los consumidores de este tipo, convirtiendo así a Zappos en un negocio multimillonario. Todo ello basando su estrategia en la venta de zapatos en línea.

¿Qué es un KPI y para qué sirve?

KPI es el acrónimo en inglés de Key Performance Indicator. Los KPI´s sirven como unidad de medida de los objetivos de tu proyecto. Por lo tanto, nos permiten identificar la eficacia de tu proyecto y las fortalezas y debilidades del mismo con datos.

Un objetivo y un KPI no son lo mismo. El objetivo es lo que quieres conseguir. El KPI es la métrica con la que sarás si lo has hecho o no.

Los KPI se forman utilizando lo que se denominan como objetivos SMART (término que proviene de sus siglas en inglés). No es nada más y nada menos que una serie de atributos que debe tener tu KPI para que aporte valor a tu análisis:

  • Specific (Específico): ¿Qué quieres conseguir con ese objetivo?
  • Measurable (Medible): ¿Cómo puedes identificar que has conseguido ese objetivo?
  • Achievable (Alcanzable): ¿Es tu objetivo realmente alcanzable?
  • Relevant (Relevante): ¿Es este objetivo relevante para lo que quieres conseguir?
  • Time-bound (En tiempo): ¿Cuándo cumplirás tu objetivo y cuáles son los hitos clave para alcanzarlo?

Pivotar: Cuando una decisión puede cambiarlo todo

Al hablar del método Lean StartUp, un concepto estrechamente relacionado es el de pivotar. Pero, ¿en qué consiste? Pivotar implica cambiar tu idea de negocio y apostar por otra nueva. Con ello se implica el atacar a otra necesidad, cambiar el modelo de negocio, hasta la propuesta de valor, etc.

Se cree también con mucha equivocación, que pivotar implica fracasar con una idea, pero no es así. Pivotar puede significar por igual, el darse cuenta a tiempo que determinado negocio en realidad no tiene futuro, pero también también identificar una opción que sí nos pueda llevar al éxito.

Descubre más sobre el

Concepto de pivotar

Su filosofía radica en que no hay que empeñarse con seguir con un proyecto en el cual no tiene futuro. Lo mejor que se puede hacer es desestimar aquellos proyectos en los cuales el cliente no muestra interés y en donde el mismo no está dispuesto a pagar por lo que ya se tiene diseñado. Una vez hecho el análisis, si persistes en llevar a cabo tu idea de negocio, simplemente tendrás una posibilidad muy elevada de fracasar en tu proyecto.

Buscar una nueva oportunidad para lo que se creía perdido, y transformar a esta oportunidad en algo nuevo, es también uno de los objetivos del lean startup.

Lienzo lean: la herramienta perfecta para aplicar esta metodología

Una forma de aplicar el método lean startup de una manera sencilla e intuitiva se encuentra en el Lienzo Lean, que es una adaptación del Lienzo de modelo de negocio a la metodología lean startup . El lean canvas se centra en analizar los problemas y las soluciones en general de los consumidores, para así después poder aplicarlos a segmentos concretos de los mismos. Todo ello por medio de una proposición única de valor.

Dicho de otra forma, se intenta ver cuáles son las necesidades de los potenciales clientes para así generar una solución que sea única en el mercado.

El lienzo es una plantilla de gestión estratégica en donde se desarrolla y se documenta existentes, o nuevos modelos de negocio. Una representación visual en donde se describe la proposición de valor de una empresa, así como su infraestructura, clientes y finanzas.

Para que puedas empezar a aplicar los conocimientos aprendidos, te hemos preparado un lienzo lean gratis en pdf en español, que podrás descargar en el siguiente enlace:

Descarga el lienzo lean en pdf de manera gratuita

Comprar libro de Eric Ries en Amazon

Eric Ries, tomó un concepto ya existente y lo transformó, popularizándolo con su libro El método lean startup: cómo crear empresas de éxito utilizando la innovación continua. En éste muestra cómo aplicar la metodología lean startup para todo tipo de proyectos nuevos. Además, en él revela los secretos para alcanzar del éxito de numerosos emprendedores y aporta consejos bastante sensatos y prácticos acerca de cómo crear negocios en la actualidad.

Este método utiliza un sistema enfocado a las identificar las necesidades y opiniones del cliente para ir refinando el producto en función de las mismas. Este proceso se potenciará a través de su sistema de retroalimentación, con el cual se podrá ir mejorando el producto hasta conseguir su versión final. Un punto de vista muy diferente al utilizado en el pasado por muchas empresas.

Comprar libro Método Lean Startup en Amazon

Podrás conocer todo esto y mucho más en su libro, que puedes adquirir en Amazon. Libro que fue publicado en septiembre de 2011 y fué incluido lista de los mejores libros de negocios de Amazon en 2011.