Saltar al contenido
EconomíaTIC

¿Qué es pivotar en una startup?

En la actualidad existen tres factores indispensables para que una empresa pueda asentarse en el mercado. Estos son la velocidad de adaptación a los cambios, la rapidez para captar tendencias y la agilidad para actuar en el tiempo correcto.

El concepto de pivotar en una startup está indispensablemente unido a estos 3 factores. Es por ello que hoy te lo explicaremos a fondo.

Poco importa que apenas estés en las primeras fases de idea del negocio o ya seas el fundador de una startup. A partir de ahora, deberás tener el concepto de pivotar presente.

Cada vez es más común la idea de pivotar una empresa. Ha pasado de ser un término desconocido a ser clave en un modelo de negocio de éxito. Esto sucede porque algunas veces no basta solo con conocer a tus Early Adopters o elaborar una propuesta de valor para la construcción de un negocio que sea rentable.

En ciertas ocasiones, existe una única opción que es la de tomar una nueva dirección, intentar con algo completamente nuevo. Es decir, cambiar de estrategia empresarial y comenzar a pivotar tu startup.

Pero el proceso de redirigir tu negocio, no es un camino para nada sencillo. Se requiere de mucho para buscar nuevos mercados, cambiar la dinámica impuesta, encontrar nuevos clientes, innovar con propuestas de valor.

Entonces ¿en qué consiste específicamente pivotar en tu idea de negocio? ¿Qué hace falta para empezar con ello? A continuación conocerás la importancia de este concepto y cómo puedes llevarlo a cabo.

¿Qué significa pivotar?

Pivotar significa dejar atrás las ideas que concebiste originalmente en tu modelo de negocio, para lograr la rentabilidad de tu trabajo. Se trata, por tanto, de modificar y optimizar las actividades claves de tu negocio, con la finalidad de tener un crecimiento más sotenible y eficiente.

El concepto de pivotar en una startup, parte de la idea de que este tipo de organizaciones se diferencian de empresas convencionales porque son capaces de alcanzar un crecimiento asombroso en poco tiempo.

Además tienen la capacidad de asumir cambios de forma ágil y rápida. Algo que se hace posible gracias a que poseen una estructura flexible y de tamaño reducido.

Por tanto, son mucho más receptivas a los cambios que las grandes organizaciones. También hay que destacar que detrás de una startup hay, por norma general, emprendedores con una mente abierta. Personas cuyo liderazgo se encuentra dirigido a impulsar un pensamiento independiente y creativo.

Es por ello, que el termino está tan relacionado con las empresas startup, porque tarde o temprano estas organizaciones se enfrentarán a grandes cambios que definirán el futuro de su empresa.

Remontándonos a sus orígenes, el término de pivotar en una startup  fue popularizado por Eric Ries, el mismo creador de la filosofía Lean startup, en 2009. Surgió en base a eliminar prácticas que fuesen ineficientes y en su lugar incrementar el valor de la producción mientras se atraviesa la fase de desarrollo.

Durante dicha fase, la empresa se verá en la necesidad de tener productos mínimos viables. Estos se irán ajustando poco a poco a las demanda. Mientras tanto, los recursos usados deben ser los mínimos posibles.

Aprender a pivotar se ha convertido en un requisito de gran importancia en cualquier tipo de empresa emergente.

Su carácter casi obligatorio se debe también a la volatilidad del mercado. En estos días, existe una gran probabilidad de que un modelo de negocio que en un presente parezca rentable, pronto deje de serlo, para pasar a ser uno más bien obsoleto.

Otra perspectiva desde la cual observar al término de pivotar se encuentra en qué hacer cuando las hipótesis que creías que funcionarían en tu negocio, no tienen los efectos deseados. Necesitarás probar y experimentar alternativas nuevas.

Es por ello, que el propio método lean startup de Eric Ries, explica que la verdadera meta detrás de pivotar, es la de identificar las auténticas oportunidades de negocio. Dejar a un lado las distracciones y aquello que no nos sea de utilidad.

¿Pivotar en tu idea de negocio o perseverar?

Seguro que estarás pensando si dar un paso tan arriesgado como lo es pivotar es de verdad necesario. Puede que todavía no estés muy seguro de ello, y quieras perseverar en la idea lo mejor posible antes de llevar a cabo un cambio tan drástico.

Sin embargo, el tomar esta decisión depende sobre todo en escoger el momento adecuado, el tiempo indicado. Determinar cuándo de forma acertada, provocará grandes resultados.

Es aquí cuando el liderazgo toma un papel fundamental para poder guiar a toda la organización por este camino con éxito.

Cabe destacar, que para pivotar se necesita también del apoyo de toda la organización. Porque no se tratará de la acción de una sola persona, sino de un trabajo de equipo, en donde será necesario un análisis a fondo de los beneficios y las desventajas de tomar este paso de tanta trascendencia.

Por tanto, volvemos a la pregunta del principio ¿pivotar en tu idea de negocio o perseverar? A continuación algunos indicios que te harán reconocer si se está preparado para la primera opción o no:

  • Mala selección de cliente objetivo: El desafío y una de las principales metas de cualquier empresa es la de satisfacer al cliente, y cuando no se está logrando esto haga lo que se haga, se está frente a un pésimo indicio. Por eso, es indispensable que el cliente se encuentre interesado en las propuestas, si a pesar de lo que se haga no se logra esto, el pivotar es una opción.
  • Propuestas poco atractivas: Si un cliente considera que las propuestas ofrecidas son poco atractivas según el sector al que pertenezca, no habrá motivo de continuar haciendo lo mismo. Un cambio radical podría ser la solución que tanto se ha buscado.
  • Falta de un mercado: Cuando un mercado es pequeño y poco accesible, será bastante complicado intentar penetrar en éste con éxito. El sector hacia el que está dirigida una empresa, debe tener un amplio margen de ganancias.

Tomando en cuenta esto, al decidirse por pivotar se están dando la oportunidad de reestructurar un negocio por completo, de implementar un nuevo modelo en donde la innovación será lo principal a considerar.

En cambio, si se escogiese la idea de perseverar, se haría porque se cree que hay oportunidades de éxito siguiendo el camino que elegimos al principio. Que todavía hay ciertas alterativas dentro de la idea original que probar, y que podrán dar los resultados esperados.

Para determinar finalmente si es bueno lo uno o lo otro, no está de más que tomes en cuenta estos consejos:

  • Pivotar no se trata de suposiciones: Muchas veces se le atribuyen elementos que no son reales al pivotar. Pivotar en una startup no está basado en suposiciones o hipótesis. Los hechos son los únicos capaces de hablar por sí mismos. Los datos son la mejor baza que tenemos.
  • Para pivotar o perseverar, la velocidad es lo primordial: Aunque se escoja perseverar o pivotar, ambos planes necesitan de velocidad para funcionar con corrección. Si la toma de decisiones se prolonga, no se logrará más que perjudicar a la empresa.
  • Apoyo en las métricas: Para conocer qué es lo mejor, es necesario basarse en pruebas constatables, no suposiciones o estimaciones, y es por eso que las métricas se convierten en la clave para la obtención de datos reales que impulsen la velocidad del proyecto.
  • No se tratará de un cambio radical por completo: Aunque para pivotar una startup algunas veces los cambios radicales son necesarios, otras veces no tienen porque ser tan drásticos, e incluso con modificaciones pequeñas se pueden lograr cambios notables que pueden llevarnos al éxito.

Metodología Lean Startup: Una herramienta indispensable

Cerca de un 90% de los proyectos empresariales fracasaran. El otro 10% sobrevivirá, y de ese porcentaje que logrará la supervivencia, es muy probable que más de la mitad se vea en la necesidad de cambiar su concepto original.

En el pasado los negocios eran concebidos en una oficina, se daba el plan de negocios, se solicitaba un financiamiento y posteriormente el producto era lanzado al mercado. Pero la metodología Lean startup ha cambiado esto por completo.

Esta metodología se ha vuelto tan indispensable en el presente debido a que hace de los procesos más eficientes y reduce el riesgo asociado con lanzamientos de proyectos innovadores.

Para entender esta metodología debes comprender que uno de los enfoques principales está en eliminar cualquier modo de desperdicio, y en su lugar destacar las actividades que aportan un valor real a la producción.

Todo aquello que sea superfluo o no aporte nada, deberá ser eliminado porque genera gastos que son innecesarios.

Otro modo de comprender esta metodología es resumiéndola en tres pilares que son: aprendizaje validado, experimentación e iteración. Todo con el propósito final de reducir los riesgos derivados del lanzamiento de nuevos productos. Mientras más económico y rápido sea, mucho mejor.

Instagram, un ejemplo de cómo pivotar en una startup con éxito

Las empresas que han logrado el éxito tras pivotar son múltiples, y por lo tanto los ejemplos abundan por doquier. Solo hace falta fijarse un poco en los cambios de estrategias realizados en los últimos años por gigantes como Nintendo, Facebook o YouTube.

Uno de los casos más destacados el de Instagram. Originalmente Instagram se parecía más a Foursquare, es decir, un servicio de localización donde podías hacer check según tus localizaciones, y compartir fotos en la aplicación.

Sus creadores se percataron del éxito de la aplicación gracias a compartir fotos, y decidieron cambiar su enfoque al de una red social cuya idea principal era el de compartir fotos.

Otro caso es el de Groupon, originamente una plataforma para organizar manifestaciones sociales, estaba a punto de entrar en bancarrota por la falta de monetización. Los fundadores se valieron del anuncio de una pizzería que vieron debajo de sus oficinas, donde se ofrecían dos pizzas al precio de una. Tras hablar con los dueños de la pizzería, publicaron su oferta en la plataforma.

Este cambio resultó en un éxito, y es lo que les llevaría a transformarse en una plataforma de cupones y descuentos.